Economía

EU y México inician una guerra comercial por impuesto al acero

EU y México inician una guerra comercial por impuesto al acero

De nada han servido las presiones de los líderes europeos a Trump para que concediera a la UE una exención permanente a los aranceles.

Ross dijo que espera "continuar las negociaciones" con Canadá, México y la UE "porque hay otros asuntos" que se deben abordar. Pero también a otros productos "dado el nivel en que necesitamos hacer equivalente la respuesta".

Ante la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles al acero y el aluminio mexicano, la Secretaría de Economía indicó que impondrá medidas equivalentes en represalia a lo que consideró una actuación inadecuada e injustificada.

Además de que México ya ha indicado en reiteradas ocasiones que este tipo de medidas bajo el argumento de "seguridad nacional" no son adecuadas ni justificadas.

El país latinoamericano, explicó, es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos.

Asimismo, se reiteró que México está abierto al diálogo constructivo con la Unión Americana; sin embargo, no con las medidas proteccionistas unilaterales que distorsionan el comercio internacional de mercancías.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) sostuvo que los aranceles de la SE muestran que el gobierno mexicano "actúa como lo que somos, una nación soberana, una nación que tiene la capacidad y la voluntad para defender nuestros intereses".

"Hemos decidido no ampliar la exención para la UE, Canadá y México, por lo que estarán sujetos a los aranceles del 25 % y 10 %" en el acero y el aluminio, ha anunciado el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross.

A partir de esta fecha se penaliza con el 25% la compra del acero de estos países y con un 10% la del aluminio.

Esta mañana, la tensión sobre una eventual guerra comercial tomó fuerza nuevamente.

El Departamento de Comercio y la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos no respondieron inmediatamente a pedido de comentarios.

"Dicho movimiento impactaría a los fabricantes estadounidenses con costos más altos, haría lento el crecimiento del sector de la construcción de EU y frenaría la creación de empleos de estas dos industrias clave".

El dólar estadunidense se cotiza en un precio máximo de 20.41 pesos, con un ascenso de 26 centavos respecto al cierre previo, y se adquiere en un precio mínimo de 18.75 pesos en bancos de la Ciudad de México.

En el mercado mayorista, la divisa estadounidense se vende en 19.7605 unidades, 0.72 centavos más que el miércoles pasado, y se compra en 19.7505.