Global

Asesinó a su hijo por quererla llevar a un asilo de ancianos

Asesinó a su hijo por quererla llevar a un asilo de ancianos

Anna Mae Blessing, a sus 92 años, se ganó el mote de "madre salvaje". Vivía con su hijo, de 72 años, y la novia de este, de 57 años.

"En todo caso, la anciana no mostró ningún arrepentimiento al ser escoltada a la comisaría puesto que, según recogen hoy los medios, Blessing gritó en ese momento: "¡Me quitaste la vida, así que yo te la he quitado a ti!".

La anciana le dijo a la policía tras su arresto que tenía la intención de suicidarse tras matar a su hijo.

Disparó las dos armas varias veces, atacando y asesinando en el acto a su hijo, mientras que su pareja logró forcejear y sacarle el arma de la mano antes de que disparara contra ella.

El hecho ocurrió en el hogar familiar después de que Blessing discutiera con su hijo y con la novia de éste por querer llevarla a un asilo debido a que la convivencia entre ellos se había vuelto insostenible.

La novia del hijo interviene y Anna la encañona, pierde una de las pistolas pero saca la segunda del bolsillo.

La policía encontró al hijo de Blessing, con dos heridas de bala en el cuello y en la mandíbula.

Cuando los oficiales llegaron Blessing estaba tranquila sentada en una silla reclinable y fue arrestada sin incidentes.

Ella le dijo a los agentes de policía que había comprado una de las armas a fines de la década de 1970 y que su esposo le dio la otra pistola, según documentos judiciales. Más tarde les dijo que merecía que la "durmieran" por sus acciones.

La anciana fue acusada de asesinato en primer grado, asalto agravado y secuestro, su fianza se fijó en 500 dólares (10 mil pesos aproximadamente).