Cultura

El rescate en la cueva de Tailandia a la pantalla grande

El rescate en la cueva de Tailandia a la pantalla grande

Los socorristas, buzos extranjeros ayudados por miembros de élite de la Marina tailandesa, fueron festejados como héroes por haber sacado a los escolares de la gruta donde habían quedado atrapados el 23 de junio debido a la crecida de las aguas en su interior. Los 12 chicos y el entrenador atrapados en la caverna pudieron ser rescatadaos por los profesionales y ahora se están rehabilitando en un hospital local.

Las imágenes mostraban a niños en camillas y vestidos con equipos de buceo.

Sin embargo, un video dado a conocer ayer por la Marina de Tailandia mostraba que algunos de los niños estuvieron dormidos y fueron sacados en camilla.

La electricidad y las bombas para sacar el agua dejaron de funcionar, por lo que salir de la cueva pasó a ser algo imperativo, fue parte del relato del último buzo en dejar la cueva en Tailandia tras el rescate de los doce niños y su entrenador.

El comandante Chaiyananta Peeranarong, de 60 años, excomando de la Armada tailandesa, el último buzo en salir de la caverna, le dijo a la agencia de noticias AFP: "Algunos estaban dormidos, otros movían los dedos, atontados (.)". "Los médicos verificaban constantemente su estado y el pulso", añadió. "Presenciamos los acontecimientos y estamos recabando información para contar realmente la historia de cómo el mundo entero se unió para salvar a 13 niños atrapados en una cueva en la frontera con China". Ocurrió cuando los trece ya estaban fuera, pero dentro quedaban más de un centenar de rescatadores que han podido salir antes de que la cueva, ahora ya tranquila, volviera a convertirse en una ratonera.

El jefe de la junta que dirige Tailandia, Prayut Chan-O-Cha, confirmó que los rescatistas les dieron un "tranquilizante ligero" para evitar que entraran en pánico.

"Si no se bombeaba el agua en ese lugar sólo se podía salir con una botella de oxígeno", explicó el hombre al referirse a los últimos instantes de esa dramática evacuación.

Cientos de alumnos se reunieron este miércoles ante el hospital donde los supervivientes pasarán aún unos días.