Global

Francisco expresó su dolor por las recientes muertes en el Mediterráneo

Francisco expresó su dolor por las recientes muertes en el Mediterráneo

El Papa Francisco lamentó este domingo las últimas muertes de migrantes en naufragios e instó a las naciones a actuar con rapidez para evitar más tragedias. Pero esta vez la intención de Jesús no se puede realizar, porque la multitud, al escuchar el lugar solitario al que iba a ir en bote con sus discípulos, corren allí antes de su llegada.

El Papa concluyó su alocución pidiéndole a María Santísima que ayude a los hombres a "hacerse cargo de los problemas, de los sufrimientos y de las dificultades de nuestro prójimo, por medio de una actitud de compartir y de servicio". "Sin la verdad, que es Cristo mismo, no es posible encontrar la orientación justa de la vida", aseveró Francisco. "A veces no logramos realizar nuestros proyectos porque surge un imprevisto urgente que modifica nuestros programas y que exige por nuestra parte flexibilidad y disponibilidad hacia las necesidades de los demás".

FRANCISCO " Todos tenemos necesidad de la palabra de verdad que nos guíe e ilumine el camino.

La mirada de Jesús no es una mirada neutra o, peor aún fría y desapegada, porque Jesús siempre mira con los ojos del corazón. Esas son las tres fases, o los tres verbos, que el Papa propuso a cada pastor o evangelizador. Por eso, Cristo siempre enseña con compasión qué es la verdad.

Por el contrario, "cuando nos alejamos de Jesús y de su amor, nos perdemos, y la existencia se transforma en decepción y en insatisfacción". "Con Jesús a nuestro lado, se puede proceder con seguridad, se pueden superar las pruebas, avanzar en el amor hacia Dios y hacia el prójimo", afirmó el jefe de la Iglesia Católica.

Como a Jesús le conmovió ver a toda esta multitud que necesitaba guía y ayuda, esperaríamos que hiciera algún milagro.

"He aquí el primer pan que el Mesías ofrece a la multitud hambrienta y necesitada: el pan de la Palabra". El Hijo de Dios, efectivamente, "se hizo don para los demás, convirtiéndose de esta manera en el modelo de amor y de servicio para cada uno de nosotros". "Expreso mi dolor ante estas tragedias y hago llegar a los desaparecidos y a sus familias mi recuerdo y mi oración", señaló el Pontífice.