Global

Juez federal prohíbe a gobierno de Trump separar familias inmigrantes; ordena reunificación

Juez federal prohíbe a gobierno de Trump separar familias inmigrantes; ordena reunificación

La medida de ayer se tomó luego de que la Unión Estadounidense se Libertades Civiles (ACLU, en inglés) presentara una demanda para detener las separaciones ante la orden ejecutiva del Presidente.

"Por el contrario, la orden se refiere solo a las circunstancias bajo las cuales el gobierno puede separar a los miembros de la clase de sus hijos, así como a la reunificación de los miembros de la clase que regresan a la custodia de inmigración una vez finalizado el proceso penal", se añadió.

El mandato provee que en lo futuro solamente se separe a aquellos menores que crucen la frontera sin papeles y cuyos padres sean abusivos. o que se demuestre que separarlos de sus padres estén en el mejor interés del menor. Algunos ya han sido deportados sin sus hijos. "No se puede discutir que el Gobierno no estaba preparado para la llegada masiva de niños separados. No había plan de reunificación, las familias llevan meses separadas". El juez considera que las familias fueron separadas a pesar de que entraron para pedir asilo legalmente, pero las patrullas fronterizas obviaron esto por un orden del fiscal general, Jeff Sessions.

Además, el juez destaca que el compromiso del Gobierno es reunificar a las familias "en el momento de la deportación".

Aunque ambas se reunieron en marzo, la Aclu siguió adelante con acciones legales colectivas en nombre de otros inmigrantes. Inicialmente, fueron detenidas juntas, pero pocos días después fueron "separadas a la fuerza". La niña fue llevada a un albergue en Chicago.

Poco después, los demandantes sumaron otra mujer al caso.

El mismo martes, antes de que la jueza Sabraw emitiera su orden, 17 estados demandaron al presidente por las prácticas de su administración con las familias migrantes, alegando que se está causando un "daño devastador".

Dicha organización encabeza la lucha contra la política de cero tolerancia bajo la cual más de 2,100 niños han sido separados de sus padres al cruzar la frontera.

Es posible que el gobierno de Trump apele la decisión del juez Sabraw, sin embargo, en Washington se rumora que la Casa Blanca podría no hacerlo y dejaría la responsabilidad al Congreso federal para que con una legislación intente corregir el asunto de la política migratoria adoptando como medida obligatoria a la tolerancia cero.