Global

López Obrador intenta pacificar México sin recurrir a violencia

López Obrador intenta pacificar México sin recurrir a violencia

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, impulsará ante el Congreso una Ley de Amnistía, que tendrá como fin pacificar México tras más de una década de diversos hechos de violencia ligados al crimen organizado.

Alfonso Durazo, quien está previsto como secretario de Seguridad Pública una vez el líder izquierdista suba al poder el 1 de diciembre, apuntó que a lo largo de la campaña la propuesta de la amnistía ha sufrido una "perversión".

"Exploraremos sin prejuicios ni estridencias todas las ideas y propuestas que nos permitan recuperar la paz y la serenidad en el país incluida la amnistía, el eventual indulto o el recurso de leyes especiales o de justicia transicional", dijo en conferencia de prensa.

Durazo insistió en que la situación existente en México no se creó en un día y no se resolverá de un día para otro, pero lo que sí se sentirá de inmediato será el combate contra la corrupción.

Este viernes, Olga Sánchez Cordero, señalada como la secretaria de Gobierno en el próximo gabinete, declaró que se buscará la pacificación del país con la ya mencionada ley de amnistía, una posible ley de disminución de penas y posiblemente un indulto.

"Amnistía no significa impunidad, nunca procede el olvido y el perdón con crímenes de lesa humanidad".

Niños y jóvenes cooptados o coaccionados por el crimen organizadoCampesinos productores de drogasLas llamadas "mulas" (personas que transportan droga)Presos políticos.

Un tribunal mexicano ya ordenó la creación de una comisión de este tipo para esclarecer la desaparición de 43 estudiantes de magisterio en el sur de México en 2014, el conocido como caso Ayotzinapa, pero la sentencia está paralizada al estar en litigio por una de las partes.

El proyecto, que tendría que ser aprobado antes por el Congreso, donde Morena tiene la mayoría, se llevaría inicialmente a consulta pública que incluirá a víctimas de violencia y población de zonas con altos índices de violencia, agregó.

Se realizarán en distintas regiones, particularmente en los lugares más violentos de México, y por tres vías: foros de escucha, una plataforma digital y con brigadas calle por calle y casa por casa.

Entre el decálogo de iniciativas de seguridad que complementarán la ley, Durazo adelantó la capacitación gradual de policías para que en cuanto estén listos puedan ir relevando a las fuerzas armadas y que éstas vayan progresivamente saliendo de las calles y regresando a sus cuarteles o una mayor supervisión de la armas y el efectivo que llegan desde Estados Unidos.

En este sentido, dijo que las revisiones no sólo se harán de sur a norte -la dirección que lleva la droga-, sino de norte a sur -la ruta del armamento y el dinero- y que se utilizará la tecnología más avanzada para vigilar la corrupción en aduanas y aeropuertos.

"No hay crimen organizado que no avance de la mano de la protección policial pero, al mismo tiempo, no hay protección policial al crimen organizado o desorganizado que no avance de la mano de un alto político o un alto funcionario público", indicó.