Global

Las primeras imágenes de los chicos rescatados en el hospital de Tailandia

Las primeras imágenes de los chicos rescatados en el hospital de Tailandia

La noticia fue confirmada por la agencia Reuters, citando a un miembro de la marina real de Tailandia que participa de las operaciones, y luego de que un testigo presenciara cómo los rescatistas llevaban a una persona desde la cueva a una de las ambulancias que esperan en el exterior.

Los menores aparecen en el hospital donde deberán permanecer varios días tras estar atrapados durante 17 días en la cueva.

El grupo se internó en la cueva de la norteña provincia tailandesa de Chiang Rai el 23 de junio tras un entrenamiento, cuando una tormenta inundó y bloqueó el camino de salida.

En la operación de rescate en Tham Luang se implicaron más de 90 buzos de diversos países, incluyendo 13 socorristas extranjeros y cinco miembros de un grupo de operaciones especiales de la Marina tailandesa que se encargan de escoltar a los niños en su complicado viaje hacia la superficie.

Estaban atrapados en la cueva que se vio inundada por las lluvias monzónicas mientras la exploraban después de una práctica de futbol el 23 de junio.

El jefe de la misión de rescate, Narongsak Osottanakorn, aseguró ante los medios de comunicación que esta tercera fase para sacar a los cuatro niños restantes y su entrenador de fútbol comenzó este mismo martes por la mañana (hora de Tailandia) y que se llevó mucho menos tiempo del que tenían presupuestado.

Lo anterior fue parte de una complicada y extraordinaria operación de los cuerpos de rescate. Dos buzos británicos los encontraron el 2 de julio, en una cámara seca dentro de la red de cavernas, a 4 kilómetros de la entrada.

Los cuatro primeros menores rescatados recibirán el alta médica el próximo domingo, anunciaron este miércoles las autoridades.

Algunos de los menores sufren cuadros leves de neumonía, pero ninguno de ellos registra problemas graves de salud, apuntó en rueda de prensa uno de los facultativos encargados de evaluar el estado de salud del grupo, ingresado en el hospital provincial de Chiang Rai.

Al ser rescatados, cada uno de ellos estuvo acompañado de dos profesionales, uno delante y otro detrás, que llevaban el tanque de aire que les permite respirar, además de una máscara que les cubría la cara y que les permitía estar en contacto directo con los buzos, quienes les indicaban qué hacer.