Global

Piden visitar centros de detención de niños migrantes en EE. UU

Piden visitar centros de detención de niños migrantes en EE. UU

El juez de San Diego, que fue quien dio el plazo, lo tuvo que prolongar el lunes después de que el Departamento de Justicia dijera que no iba a poder estar en condiciones de devolver a la mitad porque aún está realizando comprobaciones para confirmar la relación de parentesco y para asegurar que los padres no son criminales que pondrán en riesgo a los niños.

Asimismo, ha manifestado que otros lo harían una vez que el Ejecutivo determine la aptitud de los padres o la elegibilidad para reunirse.

En otros casos, la Casa Blanca dijo que necesitaba ponerse en contacto con un padre que ha sido liberado de la detención. "Su declaración es vaga, como mínimo", ha señalado el abogado Lee Gelernt.

Vakili reconoció que, al igual que pasó con los menores de 5 años, puede haber algunas excepciones en el grupo de los mayores de esa edad, como en los casos en los que los padres ya han sido deportados, que demorarán más en ver a sus hijos. Este jueves, en tanto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), encargado de la custodia de los menores, informó que 57 niños habían sido reunificados, mientras que otros 46 no tenían los requisitos para ese paso.

El Gobierno de la República intensificará acciones diplomáticas para lograr la pronta reunificación de niños hondureños separados de sus padres por agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, durante la implementación de la política "Tolerancia Cero" impulsada por la Administración del presidente Donald Trump.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés), que demandó al Gobierno por unas políticas migratorias que implicaban la separación de niños de sus padres, no compartió esa afirmación.

A la defensiva, la declaración conjunta destacó que "el pueblo estadounidense le dio a esta Administración un mandato de frenar la ilegalidad en la frontera, y el presidente (Donald) Trump está haciendo exactamente eso".

La administración defendió su proyección, diciendo que descubrió padres con antecedentes penales graves, cinco adultos cuyas pruebas de ADN demostraron que no eran los padres de los niños que afirmaban tener, y un caso de abuso infantil creíble.

Preguntado por el incumplimiento del plazo, Trump contestó: "Bueno, tengo una solución".

La juez de distrito Dolly Gee dijo que el gobierno federal no había presentado nueva evidencia para justificar la revisión de la orden judicial que limita la detención de niños que cruzaron la frontera de manera ilegal.

El magistrado Sabraw había pedido a los demandantes recomendaciones para una posible sanción a la Administración por incumplir el plazo de reunificación, y a ambas partes entregar hoy un reporte en vísperas de la audiencia de seguimiento que se realizará mañana viernes en una corte de San Diego, al sur de California.

Debido a que esos padres entraron ilegalmente al país y "no tienen derecho legal a estar acá", tampoco el gobierno tiene la "autoridad legal" para que regresen a EEUU a recoger a sus hijos, precisó Albence.