Global

Protestas en Nicaragua dejan 14 muertos, incluidos 2 policías

Protestas en Nicaragua dejan 14 muertos, incluidos 2 policías

Tras el ataque perpetrado este domingo por paramilitares en Jinotepe, departamento de Carazo y Diriamba, el cardenal Leopoldo Brenes, obispos junto a nuncio en Nicaragua Waldemar Stanilaw Sommertag y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) se dirigen hacia este lugar con el objetivo de mediar y pedir que pare la violencia, represión y muerte. "Entraron a eso de las seis de la mañana antimotines y paramilitares con armamento pesado", aseguró a la AFP Vivian Zúñiga, responsable del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en el departamento de Carazo, al que pertenecen esas poblaciones.

El Gobierno de Nicaragua utilizó este domingo lanzacohetes de fabricación rusa para atacar a las poblaciones de dos ciudades en la zona Pacífico que se manifestaban contra el presidente Daniel Ortega, afirmó el militar en retiro Roberto Samcam.

Un ataque armado de fuerzas gubernamentales contra las ciudades de Diriamba y Jinotepe ha dejado al menos 14 muertos.

"Hay un ataque desmedido de las fuerzas del gobierno, que está acarreando derramamiento de sangre".

Este lunes persistía el clima de miedo en Diriamba, con pobladores resguardados en sus casas mientras unos 50 hombres encapuchados vestidos de civil y con banderas del gobernante Frente Sandinista se mantenían apostados frente a la basílica de San Sebastián, donde manifestantes se encontraban atrincherados desde la madrugada del domingo. "La represión de fuerzas combinadas es desproporcionada", declaró el secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva, quien dijo que se estaba verificando si existían más fallecidos.

Las incursiones en Diriamba, a 45 km de Managua, y Jinotepe, a 40 km, dejan también decenas de heridos y una veintena de detenidos, y sus hospitales estaban asediados por paramilitares y antimotines, según los grupos locales humanitarios. "El Estado está incumpliendo su deber de desmantelar las turbas", escribió Abräo en su cuenta en Twitter.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, informó que el Episcopado de Nicaragua evaluará si continúa con el diálogo nacional tras los ataques del gobierno a la población este fin de semana, que elevaron la lista de 310 fallecidos. "Las reglas no pueden venir a cambiarlas de la noche a la mañana simplemente porque se le ocurrió a un grupo de golpistas", dijo este sábado Ortega, en una multitudinaria marcha de sus seguidores en el oeste de Managua.

La Iglesia, que media entre el gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, propuso adelantar los comicios de 2021 a 2019, pero el diálogo -que se ha interrumpido al menos tres veces- se estancó porque Ortega no respondía a esa demanda.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.