Global

Reportan al menos tres muertos por ataque armado en Jinotega

Reportan al menos tres muertos por ataque armado en Jinotega

El suceso se registró a las 05.30 horas (11.30 GMT) en el barrio Sandino, municipio de Jinotega, cuando las fuerzas policiales realizaban labores de restablecimiento de la libre circulación en ese lugar "que estaba secuestrado por grupos de terroristas", indicó en un comunicado la Policía, en alusión a los que protestan contra el Gobierno.

Esos grupos mantenían bloqueos en la vía y barricadas en las calles de ese barrio donde cometían 'asaltos, lesiones, extorsiones, amenazando a personas y propietarios de negocios, causando terror y zozobra en los habitantes', de acuerdo con la información policial.

"Que Dios se apiade de sus almas", de las personas que cometieron la profanación a Jesús Sacramentado, expresó en sus redes sociales monseñor Carlos Herrera, obispo de la Diócesis de Jinotega, sobre el que sería el segundo ataque a una iglesia de esa congregación en la última semana.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega por "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país". La propaganda de Ortega no engaña a nadie y no cambia nada.

El vicepresidente acabó su mensaje advirtiendo a Ortega de que "el mundo está observando".

Pese al clamor por su renuncia, Ortega aseguró durante una entrevista este lunes a un medio de comunicación estadounidense, que un adelanto de las elecciones en el país centroamericano, propuesto para marzo de 2019, como le piden varios Estados y organismos internacionales, crearía "inestabilidad e inseguridad" y "empeoraría las cosas".

El Gobierno de Nicaragua ha rechazado cada uno de los señalamientos.

La ANPDH, que sostuvo que la violencia es causada por las "fuerzas combinadas" del Gobierno, denunció que la Policía Nacional ejerce funciones de forma "ilícita" en Nicaragua.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, condenó "los cobardes ataques" contra miembros de la Iglesia Católica, que actúa como mediadora en el diálogo nacional entre las autoridades nicaragüenses y la opositora Alianza Cívica, que aglutina al sector privado y la sociedad civil.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado entre 277 y 351 muertos en tres meses y que es la más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega siendo presidente.

De hecho, el texto alienta a la Administración a que continúe presionando para poner fin a la violencia en Nicaragua.