Global

Solicitan que se dicte prisión preventiva para Rafael Correa

Solicitan que se dicte prisión preventiva para Rafael Correa

En una reciente entrevista con Efe, Balda defendió que existen 'pruebas sólidas' de que Correa estaría implicado en el secuestro.

El 18 de junio la autoridad judicial vinculó a Correa en la investigación por el secuestro de Fernando Balda, que ocurrió en 2012 en Bogotá.

Según denunció Balda, el intento de secuestro se produjo en Colombia en la noche del 13 de agosto de 2012, cuando fue abordado por cinco personas, cuatro hombres y una mujer, que lo introdujeron con violencia en un vehículo y lo mantuvieron retenido por cerca de hora y media, tras lo cual fue rescatado.

La medida fue solicitada luego de que el ex gobernante no se presentara el lunes, en Ecuador, a cumplir con la disposición cautelar de la mencionada jueza, quien dispuso que se hiciera presente cada 15 días a partir del 2 de julio ante la sala de lo penal en Quito. Además defendió su presentación ante el consulado de Bélgica por considerar que está amparado por instrumentos internacionales, las leyes y la Constitución ecuatoriana.

"En tanto, sentenció que “los tres agentes eran del aparato de inteligencia de Ecuador” y “dijeron responder a órdenes de su jefe, el jefe de inteligencia de Correa".

El oficialismo, en el gobierno desde hace una década, cayó en crisis debido a una pugna de poder entre Correa y el actual mandatario Lenín Moreno, que también derivó en el fraccionamiento de su bloque parlamentario que controlaba la Asamblea Nacional (con 74 de 137 bancas).

En su primera declaración voluntaria, Correa negó en Bruselas conocer a los policías implicados en el caso.

Gracias a esto, el expresidente también tuvo su reacción a través de Twitter, sitio en el que compartió su disconformidad con las medidas solicitadas.

Correa vive en Bélgica desde mayo pasado, y por eso la justicia emitió una alerta roja a la Interpol.

"Yo estoy bien. No se preocupen".

"Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero una monstruosidad así jamás prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica", ha subrayado Correa.

Si no es detenido o no se presenta al eventual juicio, el proceso quedará en suspenso y prescribiría en seis años. "¡Venceremos!", tuiteó Correa al conocerse el pedido de detención.

"La misma interpol si analiza bien el caso tiene que rechazar esa petición de difusión roja, por ser un caso completamente político y ellos no pueden mezclarse en política de acuerdo al artículo 3 de su estatuto", concluye.

"Para eso él debería demostrar que se trata de un perseguido político y cumplir los requisitos que Bélgica imponga para el efecto", apuntó Guerrero.