Global

Cancillería se opone a que OEA sea mediadora en Nicaragua

Cancillería se opone a que OEA sea mediadora en Nicaragua

Por otra parte, habló sobre el tema de la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual resolvió enviar un equipo del trabajo país para investigar la situación social que vive el país.

"Ellos tienen que respetar a Nicaragua".

Ortega aparecerá el lunes en la televisora rusa en español RT en el segmento Entrevista, donde reitera por quinta ocasión su rechazo a las cifras de muertos de los organismos de derechos humanos y descalifica el trabajo de estos y lo que él llama la derecha golpista.

Hoy, cuando las calles están libres de tranques, la OEA busca que los extremistas retomen su ofensiva. Los gobiernos que ellos representan tienen que responderle a sus pueblos.

Nicaragua, indicó el diplomático, "no recibirá a ningún grupo que resulte de esta convocatoria o de esta Resolución".

La propuesta de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Estados Unidos, México, Paraguay y Perú busca conformar este grupo antes del 10 de agosto con un representante de cada uno de los grupos regionales que operan en la OEA: la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y la Comunidad Caribeña (CARICOM, por sus siglas en inglés).

Minutos antes de la votación, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, un militar retirado y un ex embajador nicaragüense en la OEA, advirtió que el gobierno de Ortega no autorizaría el ingreso del grupo a ese país.

Sin embargo, el texto establece que los países que se sumen al Grupo de Tareas deben estar "comprometidos con los objetivos de esta resolución".

La propuesta se ha aprobado en el cuarto intento, justo el mismo día que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha publicado un nuevo informe en el que eleva a 317 los muertos, incluidos 23 niños, por la represión de la Policía y "grupos parapoliciales".

Jacinto Suárez es uno de los pocos funcionarios del Gobierno, además del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, que ha hablado públicamente sobre la crisis en el país.

Dijo que "la decisión del gobierno de no recibir a la comisión nombrada hoy por 20 países refleja algo muy malo para Daniel Ortega (...) lo que está haciendo Ortega es aislarse más y propiciar que los oficiales del Ejército nicaragüense se pronuncien y se levanten contra él".

"El gobierno de Nicaragua no va a permitir que llegue a nuestro país ningún grupo de trabajo creado por el Consejo Permanente, porque Nicaragua no ha solicitado las reuniones ni la ayuda ni el apoyo a la OEA", expresó.

Para el dirigente político lo mejor que puede hacer Ortega es aceptar un adelanto de elecciones.