Global

ELN rechaza atentado contra Maduro y pide encontrar soluciones para Venezuela

ELN rechaza atentado contra Maduro y pide encontrar soluciones para Venezuela

Fue levantado desde el piso diez, por un grupo terrorista entrenado en una finca llamada Atalanta en Chinacotá, municipio colombiano de Santander.

El Tribunal Supremo de Justicia, la máxima instancia judicial del país controlada por el oficialismo, pidió el arresto del ex titular del Parlamento, Julio Borges, y el enjuiciamiento del diputado Juan Requesens, quien fue sacado de su casa por catorce miembros del SEBIN (Servicio Bolivariano de Información), la siniestra policía política del régimen.

"Todo esto en las próximas horas lo voy a mostrar con pruebas y testimonios".

Según Maduro, en los vídeos hay pruebas de que a los autores materiales les ofrecieron el pago de 50 millones de dólares y visado estadounidense. Al exponer sus acusaciones Maduro también mencionó a un oficial de migración, Mauricio Jiménez Pinzón, que según dijo se encargaba de garantizar el libre tránsito entre Venezuela y Colombia a los involucrados.

"Más allá de los problemas de conducta de este presentador periodista (...) está la gravedad de que desde un canal de televisión de los Estados Unidos (...) se dice que se ha conocido previamente el intento de asesinato de un presidente de la República, que se apoya ese intento de asesinato, y que vendrán nuevos intentos", comentó Maduro al país.

Los cuerpos de seguridad venezolanos "han capturado a todos los autores materiales y vamos sobre los autores intelectuales".

Insistió en que Juan Manuel Santos, que hoy entregó la presidencia de Colombia a Iván Duque, está involucrado en la planificación del hecho y dijo no tener dudas de esto, al tiempo de asegurar que posee muchos elementos que lo involucran, más allá de lo que puede decir. Se trata del sargento retirado de la GNB, Juan Carlos Monasterios, así como de Yanina Pernía, Alberto Bracho, Argenis Valero Ruiz y Brayan Oropeza.

El presidente venezolano explicó que algunos de los implicados fueron capturados en flagrancia, que otros alquilaron un inmueble durante siete meses en Caracas para llevar a cabo este plan y que todos estuvieron también implicados en los hechos violentos que se desataron durante las protestas antigubernamentales de 2014 y 2017.

"Maduro se llevó un primer susto, ya van a venir más", expresó Bayly durante la edición de su programa transmitido el pasado lunes.