Global

Venezuela: ANC declara "misión cumplida" a un año de instalada

Venezuela: ANC declara

El artículo 2 señala que a partir de la entrada en vigencia de este decreto "se deroga el decreto con rango, valor y fuerza de la Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos" y el artículo 138 de la ley del Banco Central de Venezuela.

El tercer artículo establece que no se aplicará la excepción de retroactividad, en los casos graves de delitos ocurridos hasta la fecha de publicación del decreto.

El cuarto dice que las sanciones previstas en el decreto derogado "se rebajarán a sus dos terceras partes cuando la totalidad de las operaciones realizadas por el mismo sujeto activo no excedan en conjunto 10.000 dólares o su equivalente en otra divisa". Y en el artículo 5 se señala que la responsabilidad civil derivada de los ilícitos cambiarios cometidos hasta la fecha de entrada en vigencia del nuevo decreto "subsiste y será reclamada por la República a los responsables conforme a las reglas del Código Penal y el Código Civil".

Para el director de la firma Econométrica, Henkel García, la medida es un alivio para el sector privado, "pero seguimos en control de cambio".

La tasa de cambio oficial en Venezuela establece que un dólar se cambia por 172.800 bolívares, mientras que algunas casas de cambio operan con una relación de 2,9 millones por moneda estadounidense, aunque sólo están autorizadas para recibir remesas y no para venderlas.

Resaltó que con las nuevas operaciones de carácter cambiario el pueblo no será víctima de las mafias que roban las divisas convertibles y colocan, desde Cucuta y Miami, los marcadores paralelos para afectar y desestabilizar el sistema financiero y económico nacional.

Durante una sesión especial desarrollada en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo, en Caracas, a propósito del primer aniversario de instalado ese órgano plenipotenciario, Cabello rechazó los actos de violencia contra el campesinado.

El interés del Estado para conferir a la sociedad venezolana un nuevo marco normativo en el que los particulares puedan realizar transacciones cambiarias entre privados propias en divisas, de origen lícito, sin más limitaciones que las establecidas por la ley. "Estos tiempos complejos nos obligan de manera inmediata a transitar hacia un programa económico y forjar una nueva situación productiva sostenido en su posición integral", expresó.

Mientras, el opositor Frente Amplio Venezuela Libre pidió a los ciudadanos "no acudir" a este censo tras considerar que el registro se convertirá en un "mecanismo de control".

La ANC celebró su primer año en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela -el país con las mayores reservas de petróleo en el mundo-, que se traduce en escasez de productos, hiperinflación y una pésima prestación de los servicios públicos.