Global

Ya hay oferta para comprar el avión presidencial

Ya hay oferta para comprar el avión presidencial

Gustavo Jiménez-Pons, empresario, dijo que espera que la oferta que propone ronde esa cifra.

Jiménez Pons acudió a la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador en la colonia Roma con una oferta que alcanza los mil 900 millones de pesos. Por lo que la oferta de Jiménez Pons por mil 900 millones de pesos, al resultar tan baja en comparación con su precio original, sorprendió a todos y de inmediato comenzó a ser criticada en los distintos medios de comunicación.

El Boeing 787 Dreamliner utilizado como al avión presidencial fue adquirido por la Sedena desde la administración de Felipe Calderón 2012.

El avión tiene nueve años de antigüedad, porque salió de fábrica en 2009 y considerando que una aeronave se deprecia entre 5 por ciento y 8 por ciento cada año, ahora puede tener un valor de 103.1 millones de euros (120.2 millones de dólares), de acuerdo con un vendedor de aviones privados.

Además, casi al final de la conferencia de prensa, que ofreció para informar en materia de seguridad, López Obrador especificó que ninguna propuesta será rechazada y dijo que no se subirá al avión presidencial.

"Teniendo información de cómo está el pago del avión presidencial, si ya se pagó todo, si se debe, cuánto es el financiamiento y cuánto es la deuda a futuro; ya teniendo esos elementos vamos a preparar la licitación para dar a conocer a quienes tengan interés de adquirir estos bienes, las bases y condiciones, y vamos a buscar no perder, se trata de que no haya afectación al erario", refirió.

El empresario fue candidato del Partido Social Demócrata a la jefatura de gobierno de la ciudad de México en 2006 y en estas elecciones presidenciales de julio, aspiró a la presidencia de la República por la vía independiente, pero no logró reunir las firmas ciudadanas requeridas.

Según relata el periódico, El Sol de México, el empresario argumentó a los guardias de la entrada que deseaba entregar una propuesta seria para la compra del avión presidencial; sin embargo, los guardias insistieron en que debía formarse.

El costo total del avión, incluyendo la instalación de sistemas, adecuaciones, equipamiento, refacciones y certificaciones fue de 218.7 millones de dólares (aproximadamente 2 mil 824 millones de pesos al tipo de cambio cuando se realizó la transacción).