Global

Canelo Álvarez se consagra nuevo campeón mundial de los pesos medianos

Canelo Álvarez se consagra nuevo campeón mundial de los pesos medianos

Con la felicidad de la victoria, Saúl 'Canelo' Álvarez reconoció la calidad de Gennady Golovkin y dejó abierta la posibilidad de una tercera pelea. Yo hice un buen trabajo en la esquina, nadie le quiere dar el crédito, pero es la mejor esquina del mundo. Y es que en México hubo festejo por partida doble: además del triunfo del boxeador, se conmemoró este sábado el aniversario de la Independencia del país.

La puntuación fue una sumamente cerrada: dos jueces se la dieron 115-113 a Álvarez, mientras uno la vio empate, 114-114.

Tanta polémica alrededor de Golovkin y Álvarez seguramente ha incidido en la insuficiente demanda de entradas a este escenario con capacidad para 20.000 espectadores y con precios que oscilan entre los 500 y los 5.000 dólares.

Tras superar el primer round de estudio, Canelo comenzó a conectar combinaciones de izquierda-derecha que GGG no podía esquivar, aunque poco a poco, el kazajo echaba para atrás a su rival con jabs de zurda.

Saúl "Canelo" Álvarez lo logró.

En un segundo tuit, el actor señaló que "La pelea del "Canelo" era una gran pelea hasta que "ganó" canelo".

Llegando al mitad de la pelea, 'Canelo' ya tenía un corte en la ceja izquierda porque su rival atacaba con jerarquía pero no se detuvo. Golovkin acertó varios golpes fuertes para arrancar el 12do asalto, pero aún así lo perdió en las dos tarjetas que favorecieron a Álvarez. Canelo cambió su estrategia, como lo dicta el librito de todo aquel retador que quiere convertirse en campeón mundial.

Ya ambos con algo de cansancio, GGG lució con sus rectos a pesar de no ser tan efectivo como hubiera deseado, lo que le permitió provocar que el tapatío fuera al frente y perdiera en algún momento los estribos al meterse a un tú por tú, pese a haber lucido una gran defensa cuando se le fueron con todo al frente. Aunque en el siguiente se volvió a meter al juego de Canelo y le entraron más golpes.

Las tarjetas marcaron 114-114, 115-113 y 115-113 a favor del azteca tras la pelea celebrada en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada. A excepción del miércoles, en donde compartieron escenario en su presentación ante los medios, ni Álvarez ni Golovkin posaron de frente para las cámaras, rompiendo una tradición en este tipo de eventos.