Economía

Desconfianza: el dólar rozó otra vez los 40 pesos

Desconfianza: el dólar rozó otra vez los 40 pesos

La renuncia el martes del presidente del Central Luis Caputo -quien tenía diferencias sobre la política cambiaria con el Ministerio de Economía-, generó zozobra inicial en los mercados, aunque con el correr de las horas esta tendencia se revirtió por la expectativa que generó el nuevo acuerdo con el FMI.

"Argentina es vulnerable a la volatilidad disruptiva, ya que el tipo de cambio juega un rol clave en las expectativas de inflación", dijo. Esas bandas se actualizarán a diario a partir del primero de octubre y hasta fin de año, a un ritmo de 3 por ciento. Ello implicará que "se van a retirar los pesos que se obtengan por los dólares", analizó.

Además anunció una "política de intervención en el mercado cambiario" en el caso de "excesiva volatibilidad".

"Como gobierno hemos cometido errores", comenzó su presentación Sandleris en lo que parecía iba a ser una autocrítica pero enseguida desvió el curso de sus palabras hacia la remanida excusa de la pesada herencia: "Subestimamos la dificultad de corregir los desequilibrios recibidos".

Según Sandleris, el esquema anterior de metas de inflación "no dio resultados" por las condiciones económicas de la Argentina y fue descartado.

La venta de reservas, en ese caso, ayudaría al organismo a cumplir con su propósito de conseguir una variación nula en los agregados monetarios amplios, en un anuncio marketinero (en línea con el déficit primario 0 que el Gobierno se promete para 2019), pero que no se ajusta a la realidad, ya que la base monetaria podrá crecer un 10% hasta fin de año, tomando en cuenta la ampliación estacional asegurada que la demanda de pesos (hoy en caída libre) tiene en diciembre por los pagos de aguinaldos y vacaciones. También destacó que como se pasa a "un esquema donde el objetivo es que la base monetaria no crezca, el Banco Central deja de fijar la tasa de interés".

Según lo anunciado ayer, la tasa de interés de referencia de las Leliq fluctuará diariamente según la demanda del mercado.

Compromisos asegurados. El acuerdo con el FMI garantiza no caer en default al menos hasta 2020.

Desembolsos. Habrá un anticipo de los desembolsos para este año y 2019.

Respaldo. Macri contará con 36.200 millones de dólares del FMI hasta terminar su mandato, es decir, unos 18.800 millones más de lo acordado inicialmente (en junio). Es decir, el Gobierno podrá gastar los billetes.

Desde este jueves, está vigente la decisión de la autoridad monetaria de intervenir en el mercado de cambios si el precio del dólar se escapa de una banda de entre 34 y 44 pesos.

El titular del BCRA expresó que "la Argentina necesita de un ancla simple y contundente" para evitar bruscos cambios en la cotización del dólar y señaló que pondrá en marcha un "estricto control sobre la cantidad de dinero en la economía".