Cultura

El reverendo tocó el pecho de Ariana Grande "sin querer"

El reverendo tocó el pecho de Ariana Grande

El obispo que ofició el funeral de Aretha Franklin se disculpó por lo que pareció un manoseo a la cantante Ariana Grande en el escenario, que desató una gran indignación.

Así mismo pidió perdón a Ariana Grande y a la comunidad hispana por haberse burlado del apellido de la cantante: "cuando vi a Ariana Grande en el programa del funeral, pensé que era el nuevo plato de Taco Bell (restaurante de comida mexicana)".

La mirada fija de Clinton -acompañada de una sonrisa boquiabierta- sobre la estrella pop, mientras la artista interpretaba frente al público el éxito '(You Make Me Feel Like) A Natural Woman' de la fallecida reina del 'soul', llamaron la atención de los internautas.

Después de su actuación, el obispo Charles H. Ellis III felicitó a Grande, pasando su brazo por detrás de su espalda y apretando su mano contra el pecho derecho de la artista. "No sé, supongo que puse mi brazo alrededor de ella", ha explicado el predicador en una entrevista con AP en el cementerio donde Franklin fue enterrada la noche del viernes. "Quizás crucé la frontera, tal vez fui demasiado amigable o familiar, pero nuevamente, me disculpo", indicó.

Dijo que abrazó a todos los artistas ese día, diciendo que el género no era una barrera.

"Abrazo a todas las artistas femeninas y a los artistas masculinos", señaló. En todas las imágenes, la mano del líder religioso aparece casi sobre el busto de la cantante de 25 años, lo que no pasó desapercibido para los espectadores ni para los usuarios virtuales. Eso es lo que somos todo en la iglesia.

"Cuando diriges una ceremonia de nueve horas, tratas de mantenerla activa, tratas de insertar algunos chistes aquí y allá", destacó.

Hasta el momento, ni Ariana ni sus representantes se refirieron al tema a través de ningún medio.