Global

Enérgica protesta en Miami frente al restaurante del cocinero turco Salt Bae

Enérgica protesta en Miami frente al restaurante del cocinero turco Salt Bae

Venezuela prevé lanzar un "ultramoderno" satélite de comunicaciones -el segundo del país para estas actividades- con el apoyo de China, informó el presidente, Nicolás Maduro, que acaba de realizar una visita al país asiático.

Por su parte, el diputado venezolano opositor Julio Borges, ex titular de la Asamblea Nacional (parlamento) acusado por el mandatario de ser uno de los responsables del ataque con drones que sufrió el mes pasado durante un desfile militar en Caracas, tuiteó que mientras "los venezolanos sufren y mueren por hambre, Nicolás Maduro y Cilia disfrutando de uno de los restaurantes más costosos del mundo".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha convertido en tendencia desde ayer en las redes sociales, pero por un tema totalmente contrario a la política y la situación social de su país, aunque las reacciones que ha provocado están realmente relacionadas con ello.

Nurset Gokce, el cual es el verdadero nombre de este chef, tiene 15.7 millones de seguidores en su perfil de Instagram y junto a los videos publicados escribió agradeciendo al presidente venezolano por visitarlo. "Estuvimos conversando, disfrutando con él; un hombre muy simpático", agregó.Las imágenes del mandatario generaron numerosas reacciones en las redes sociales.

Según CNN internacional, el plato en los restaurantes de Salt Bae cuesta 250 dólares (170 mil pesos chilenos), lo que representa ocho veces el salario mínimo en Venezuela, según la cotización oficial.

Otro tema en el que Maduro hizo hincapié es el éxodo de venezolanos hacia Colombia, denunciando que este país utiliza el tema migratorio venezolano para obtener financiamiento.

"Salt Bae, ¿tu negocio está por encima de la dignidad de mi pueblo moribundo y hambriento?", decía un cartel.

Hasta en el Congreso de Estados Unidos hubo indignación por el banquete.

En 2010 abrió su restaurante en Estambul, donde comió Maduro y por lo que ahora es blanco de críticas.

Las críticas del republicano Rubio coinciden con la convocatoria hecha hoy por Veppex, una organización del exilio venezolano en Miami, a manifestarse mañana, miércoles, frente al restaurante de Salt Bae en la ciudad, que curiosamente está situado a pocos metros del consulado general de Venezuela.

"Nos recibieron con los brazos abiertos, allí compartimos en un restaurante famoso, del chef Nusret, le envío un saludo; nos atendió personalmente".