Global

"Las medidas del programa con Argentina se están discutiendo" — FMI

El acuerdo que gestiona el Gobierno de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría quedar finalizado para fines de septiembre, dependiendo de cuándo se terminen las negociaciones técnicas entre ambos y de la aprobación del organismo, dijo el ministro de Economía del país sudamericano, Nicolás Dujovne.

El 20 de Junio, el Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el acuerdo stand by de 50.000 mil millones de dólares y en consecuencia el Ejecutivo dispuso que este acuerdo de toma de deuda pública "no sea tratado en el Honorable Congreso de la Nación, pese a tratarse de empréstitos que traen consigo determinadas condicionalidades que exceden el mero esquema de devolución del dinero prestado, ya que la modalidad a la que Argentina accedió nuevamente ("Stand By") tiene un espíritu altamente intervencionista de la política económica en detrimento del deudor", sostiene la denuncia original.

El objetivo es "concluir tan rápido como sea posible" las conversaciones, dijo Rice en declaraciones a la prensa al ingresar a la sede del organismo en la ciudad de Washington.

"Se avanza en esas discusiones, que continúan en el nivel técnico, y nuevamente, en cómo fortalecer aún más el programa de autoridades argentinas, respaldado por el FMI ", remarcó Rice, según consignó la agencia Reuters.

Al ser consultado sobre si el Fondo estaría dispuesto a otorgar una ampliación del crédito a la Argentina, Rice evitó dar precisiones y se limitó a responder: "Estamos en medio de las negociaciones", respondió. "En cuanto a los detalles sobre las medidas y temas relacionados al financiamiento, están siendo discutidos ahora y no puedo adelantarme a esos diálogos en curso", explicó. La devaluación, la reducción del déficit fiscal y la mejora en la confianza que, dijo, provocará el nuevo acuerdo con el FMI "van a ir trasladándose en una mejora en la economía".

"Estamos atravesando una recesión y los argentinos están atravesando un momento difícil", señaló en una conferencia de prensa desde Washington, pero destacó que el país "va a poder dejar atrás estos días de angustia". El procurador ha pedido incluso una medida cautelar para que se suspenda la ejecución del préstamo pactado por 50.000 millones de dólares (43 millones de euros al cambio).