Deporte

Europa derrota a Estados Unidos en la Ryder

Europa derrota a Estados Unidos en la Ryder

El equipo continental empezó la última sesión de partidos individuales con una ventaja de cuatro puntos y se alió con el viento para contener la embestida inicial del cuadro estadounidense.

Por su parte, los estadounidenses solo lograron ganar cuatro partidos: Justin Thomas contra el norirlandés Rory McIlroy (1 arriba), Webb Simpson contra el inglés Justin Rose (3 y 2), Tony Finau contra el inglés Tommy Fleetwood (6 y 4) y Patrick Reed contra el inglés Tyrrell Hatton (3 y 2). Y si bien inició la semana estableciendo una marca con su 12.ª participación en este torneo, terminó fijando una menos gloriosa con 22 derrotas en la Copa Ryder. "No pude soñar un verano mejor", afirmó Molinari, que este año se convirtió en el primer italiano en ganar el British Open.

Otro acierto de Bjorn fueron sus elecciones personales (Stenson, Poulter, Casey, Sergio García), que en un principio fueron controvertidas, pero sacaron 9,5 puntos de los 17,5 que hizo Europa en Le Golf National. "No suelo llorar habitualmente, pero no podía evitarlo. ¡Qué semana!", resumió García.

Sergio García demostró que se crece en la Ryder Cup, una competición que ya ha conquistado en cinco ocasiones con Europa.

Tiger Woods está apenado por la derrota de EE. Los Estados Unidos salieron con el 'putt' afinado y desde ahí cimentaron su dominio, aunque no tuvo nada que ver con la sensacional respuesta europea que cerró sus cuatro partidos de la tarde antes del 18. "Soy uno de los responsables de la derrota y no es divertido", resumió Tiger. El danés Thomas Thorbjorn, el único junto a Jon Rahm que no había aportado ningún punto, tras perder el viernes su encuentro en dobles, ganó a Jordan Spieth por cinco arriba y cuatro por jugar.

"Es el mejor sentimiento de mi vida", añadía Rahm, que llegaba después de dos días complicados, sin victorias, y, sin embargo, trascendió que pidió expresamente a Bjorn que le pusiera en uno de los primeros partidos.

Desde que Europa pasó a ocupar el puesto de Gran Bretaña e Irlanda en esta competición bianual en 1979, sólo ha permitido ganar ocho a Estados Unidos, que no se impone como visitante desde 1993, hace 27 años, cuando venció en Inglaterra. "Fue el mejor vestuario en el que estuve, enfocado, calmado y divertido", dijo el capitán, obligado a tatuarse por una promesa.