Global

Fujimori:"Quiero pedir una sola cosa: no me condenen a muerte"

Fujimori:

Explicó que en el caso de Fujimori, el juez supremo a cargo del caso consideró que no solo se había violado el procedimiento de indulto, en específico respecto a la imparcialidad del peritaje médico, entre otros elementos, sino que se había violado, además, el Derecho Internacional de los Derechos Humanos en virtud del cual puede ser considerado irrazonable o desproporcionado en relación al derecho de las víctimas a la justicia que las condenas impuestas por tribunales penales por graves violaciones a los derechos humanos sean perdonadas o extinguidas por decisiones discrecionales de los Poderes Ejecutivo o Legislativo.

Sin embargo, el condenado ex Presidente fue internado en una clínica de Lima por aparentes problemas de salud.

El día en que recibió la noticia de su indulto, el ex mandatario celebró con un video que fue subido por su hijo Kenji a las redes sociales. "Quiero decirles a las autoridades y a los políticos que, por favor, no me usen como arma política, porque ya no tengo fuerza para resistir".

"Han pasado nueve meses y el Poder Judicial toma esta decisión de dejar sin efecto (el indulto humanitario), comprendo la situación de Alberto Fujimori, de la gente cercana, de sus familiares, lo comprendo, es una situación difícil pero lo que corresponde es respetar la decisión del Poder Judicial", afirmó.

El reconocido abogado César Nakazaki, quien fue abogado de Alberto Fujimori por 10 años, sostuvo que la anulación del indulto del expresidente estuvo directamente relacionado con el accionar de Fuerza Popular.

"Creo que esta decisión es inhumana y esta decisión va ser apelada".

Este miércoles el Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema de Perú anuló el indulto humanitario al expresidente de Perú, Alberto Fujimori y emitió órdenes de ubicación y captura.

Las familias de las víctimas recurren ante la justicia peruana y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, alegando que el indulto era resultado de una negociación política entre el gobierno y el hijo del expresidente, Kenji Fujimori, para evitar que Kuczynski fuese destituido por el Congreso peruano.

El magistrado Hugo Muñoz ordenó la detención del exjefe de Estado para que continúe cumpliendo la sentencia a 25 años de cárcel por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta. El octogenario ex gobernante, que padece de lesiones pre-cancerígenas según informes médicos, gobernó entre 1990 y 2000.