Tecnología

Google cobra a fabricantes de smartphones europeos por sus apps

Google cobra a fabricantes de smartphones europeos por sus apps

Es importante mencionar que Lockheimer también insistió en que Android seguirá siendo gratuito y de código abierto, por lo que los usuarios de este sistema operativo no tienen motivo para pensar que tendrán que pagar ninguna suma de dinero.

Todas las apps de Google excepto Chrome y Google Search se venderán en un pack al que se pueden añadir las dos aplicaciones rezagadas de manera gratuita, pero no es obligatorio.

La compañía estadounidense prepara la introducción de un nuevo acuerdo de licencias para la instalación de sus aplicaciones en sistemas móviles y tablets dentro del Espacio Económico Europeo, y ofertará por separado los permisos de apps de Google. Eso sí, sólo para los dispositivos vendidos en Europa. Google da la bienvenida a los forks de Android Y así es como llegamos al siguiente punto clave de estos cambios: los forks de Android. Los dispositivos con Android suponen más del 80 por ciento de las ventas de smartphones.

A partir de ahora, sin embargo, los costes recaerán en parte sobre los fabricantes que quieran incluir las apps de Google: Chrome, Gmail, YouTube, el buscador de Google, etc.

Hasta ahora, los fabricantes podían preinstalar sin costo alguno en sus dispositivos apps como Google Maps o Play Store pero a cambio de condiciones que, según el punto de vista de la Comisión Europea, distorsionaban la competencia. Esto no es nada nuevo, actualmente se da en países como China en donde la gigante tecnológica no opera por el momento.

La característica de la que estamos hablando es la de inicio de sesión automático en los sitios de Google, muchos usuarios lo consideraban una invasión a la privacidad, ahora Google ha retirado esta función en su nueva versión, pero no es lo único que ha cambiado.

El formato 'App Bundle' permite, asimismo, que no sea necesario para un desarrollador publicar tanto la aplicación instantánea como la instalable, sino que permite publicar los 'bundle' que habiliten las aplicaciones intantáneas, junto con el requerimiento de la aplicación instantánea. Por otro lado, Google está seguro de su negocio y alcance, por ello la justificación de estos nuevos cobros es seguir tendiendo ingresos para continuar financiando el desarrollo de Android, ya que el que empiecen a proliferar dispositivos que no lleven los servicios de Google, es, según la compañía, una amenaza económica para el desarrollo del sistema operativo.