Global

Hombre entra en coma tras perder la virginidad

Hombre entra en coma tras perder la virginidad

En él, Andrew Wardle contaba cómo haber nacido sin este órgano (por una rara malformación congénita llamada extrofia vesical) le había marcado de por vida, ni su novia ni sus amigos lo sabían y, por si fuera poco, su familia biológica lo había dado en adopción. Había esperado 45 años para tener intimidad con una mujer.

Gracias a un pene biónico de 50 mil euros este sujeto pudo por fin experimentar el placer sexual, aunque no todo fue rosas y felicidad, pues la operación fue sumamente dolorosa.

Wardle nació con testículos, pero su pene no crece hacia el exterior.

A principios de este año, y tras varias operaciones previas, a Wardle se le implantó un pene biónico en una operación que duró diez horas.

Con el fin de probar el sistema que inyectaba un líquido a su pene para erguirlo, Wardle tuvo que mantener una erección constante durante dos semanas y luego esperar otras seis para poder tener intimidad con Fedra, su pareja.

El implante que costó más de $65,000 dólares le fue colocado por expertos en University College Hospital London, en junio pasado.

Una semana después, encontraron al hombre colapsado en el suelo y lo trasladaron al hospital, donde permaneció inconsciente durante cinco días.

Días antes, Andrew había sostenido relaciones sexuales por primera vez en su vida con su novia Fedra Fabian tras utilizar el aparato biónico que se activa con un botón. Después de todo tipo de pruebas, los médicos encontraron que la razón de su estado, afortunadamente, se debía por un problema en la vesícula biliar, la cual fue retirada mediante una laparoscopia y que requería un tratamiento.