Global

Presidente Evo Morales encabezará marcha por el Día de la Democracia

Presidente Evo Morales encabezará marcha por el Día de la Democracia

"Después del fallo de 1 de octubre, la oligarquía chilena quiere desestabilizarnos y dividirnos para que nos olvidemos del mar. Sin embargo, Bolivia nunca va a renunciar a su reinvindicación marítima", indicó Morales.

Piñera se mostró dispuesto a abordar con Morales lo que llamó "temas de futuro" para los dos países, como el desarrollo económico, la seguridad, el combate al narcotráfico o la integración.

El pasado lunes, el tribunal de Naciones Unidas estableció por doce votos contra tres que Chile no tiene la obligación de negociar.

El Presidente Sebastián Piñera se refirió esta mañana a la carta anunciada por el presidente altiplánico, Evo Morales, donde expresa su "respeto por la decisión de La Haya" en el caso de la demanda marítima.

- Los bolivianos conmemorarán este miércoles los 36 años continuos de democracia tras 18 años de dictaduras con movilizaciones a favor y en contra de una nueva candidatura del presidente Evo Morales en los comicios de 2019.

En conclusión, el Presidente boliviano invitó a Piñera a retomar las conversaciones bilaterales que fueron congeladas luego de instaurarse la demanda ante la Corte Internacional de Justicia.

Morales pidió a sus seguidores que "revisen el mensaje de Carlos Mesa" porque habla de "ciudadanos", de "individualismo y no toma en cuenta a los movimientos sociales y Bolivia está compuesta por movimientos sociales, campo y ciudad".

Una encuesta difundida este domingo por el diario chileno La Tercera señala que un 74% de los chilenos considera queel fallo en la Corte Internacional de Justiciano ha cerrado los temas pendientes con Bolivia.

"El Estado Plurinacional de Bolivia invita al Gobierno de la República de Chile a reiniciar el diálogo para atender los asuntos relativos a la situación de enclaustramiento de Bolivia", detallaba la misiva.

Agregó que la carta a Naciones Unidas expondrá las observaciones de Bolivia a las que considera "contradicciones" del fallo de la CIJU.

No se trata de aumentar las tensiones, sino de allanar diferencias, espíritu que mantuvo Morales durante mucho tiempo en su invocación a encontrar soluciones pacíficas a la centenaria controversia entre ambos países, dijo el expresidente (2005-2006).