Global

Rafael Nadal ayuda gente de Mallorca tras inundaciones

Rafael Nadal ayuda gente de Mallorca tras inundaciones

La mayor cantidad de víctimas quedaron atrapadas en sus autos.

Aumenta a nueve la cifra de víctimas mortales a consecuencia de las intensas lluvias registradas en la zona del Llevant de Mallorca durante la pasada noche.

Hasta 220 litros de agua por metro cuadrado cayeron en la tarde del martes en la zona de Sant Llorenç, según el Govern balear. Hoy se desplazará a las localidades afectadas.

Estas inundaciones constituyen una de las tragedias más graves causadas por lluvias en los últimos 25 años en España.

Más de doscientas personas tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas y dos personas siguen hospitalizadas. Una de las víctimas se ha localizado en la localidad de S'Illot, mientras que las anteriores se habían producido en Sant Llorenç. La mujer murió, aunque antes pudo salvar a otra hija, de unos ocho años. Dos de nacionalidad británica, dos del mismo pueblo.

También trabajan desde el martes por la noche miembros de la Guardia Civil, bomberos, policías locales y Protección Civil.

Tanto las autoridades baleares como el Parlamento español guardaron un minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos.

El legado de Rafael Nadal en el deporte es incuestionable, pero sus acciones fuera de las pistas de tenis son ejemplares, como muestra su colaboración ante las inundaciones que afectan Mallorca, zona de España de donde es originario.

El Servicio de Emergencias pidió a todos los vecinos que permanezcan en sus casas y que ningún alumno vaya a clase en los colegios de los municipios de la zona afectada.

La Agencia Estatal de Meteorología advirtió que la tormenta se desplazaba hacia las islas de Ibiza y Formentera, que están ahora en alerta. La causa es una Dana o gota fría que, junto al viento del este de carácter marítimo, muy húmedo y templado, y el frío de capas altas de la atmósfera configuró un "coctel perfecto" de lluvias torrenciales, explicó un portavoz de la Aemet.

Sin embargo, las imágenes de los videos hechos con teléfonos celulares son más que elocuentes sobre los efectos en esa localidad, de poco más de un millar de habitantes.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó que la amenaza de la marejada ciclónica, que podría provocar una subida del nivel del mar de hasta los 4,2 metros, y los "vientos catastróficos" continuarán después de que Michael toque tierra. De todos modos, anoche en su raudo paso, el huracán redujo su potencia a categoría 2 en su rumbo al estado vecino de Georgia.