Economía

Compra con seguridad en internet durante el Buen Fin con estos consejos

Compra con seguridad en internet durante el Buen Fin con estos consejos

Evalúa que te conviene más: comprar a meses, pagar en efectivo o pagar con crédito y otra para efectivo; así no te quedarás sin efectivo ni te endeudarás.

"El mito que se dio en la primera edición de que en El Buen Fin se aumentaban los precios previamente para hacer un descuento en esta fecha, creo que la credibilidad del programa ha rebasado por mucho ese supuesto", dijo López Campos, pues tanto vía la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), así como los consumidores, pueden verificar las bajas reales.

Derivado de estas compras y la comisión que cobran los bancos a comercios que tienen contratada una terminal punto de venta para poder recibir pagos con tarjetas, los bancos registrarían un ingreso de por lo menos mil 516.2 millones de pesos, cifra 5.7% superior a la del año pasado.

Para Sofía Macías, autora de los libros del Pequeño Cerdo Capitalista, los meses sin intereses se pueden convertir en un problema cuando no los sabemos organizar. El principal consejo antes de pagar un objeto a plazos es asegurarte de que el tiempo de pago no supera al plazo que cubre la garantía y, sobre todo, al de vida útil.

Puntualizó que, en lugar de gastar por gastar, se debe pensar en que esa cantidad, en el futuro, puede ayudar a salvar de una crisis o significar una ventaja para alcanzar algo que siempre se ha deseado.

Explicó que el adelanto de la octava edición, del "Buen Fin", sólo representa un traslado en los montos de consumo que se hacían en diciembre, a la segunda quincena de noviembre.

Los smartphones serán, sin duda, de los artículos más buscados durante el Buen Fin. Por ejemplo, hay que descartar electrónicos que no tengan garantía o modelos que vayan de salida, pues si hay una reclamación no habrá con qué sustituirlos.

Revisa cuánto cuesta lo que planeas comprar para comprobar si realmente está en oferta durante el Buen Fin.

Tampoco debes proporcionar datos como los 16 números del plástico ni el NIP o cualquier tipo de información financiera para evitar ser víctima de vishing -un fraude que se comete vía telefónica- o de phishing -fraude que se realiza a través de emails que te remiten a páginas bancarias falsas.

Los expertos recomiendan no hacer caso a correos electrónicos o mensajes de texto que notifican supuestos problemas con las tarjetas o promociones.