Global

"Responderemos a las piedras como si fueran rifles" — Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el jueves que las tropas desplegadas en la frontera podrán abrir fuego en caso de que ser atacados "con una piedra" por los miembros de la caravana procedente de Honduras, tal y como, según dijo, hicieron al entrar en México.

Los comentarios se producen después del anuncio de principios de esta semana del Pentágono en el sentido de que se enviarían 5.200 soldados a la frontera entre Estados Unidos y México para apoyar las actividades del orden y contribuir a detener lo que el presidente ha descrito como una "invasión" de migrantes centroamericanos. Regresen, no serán admitidos en Estados Unidos a menos que pase por el proceso legal. Nuestra frontera es sagrada, debe entrar legalmente.

Los demócratas acusan al presidente de avivar los temores de la inmigración ilegal para ayudar a los republicanos a ganar votos para así mantener el control del Congreso. "No les quieren en su país", afirmó.

Vea también: México ofrece identificación y trabajo temporal a migrantes que marchan a EE.UU.

Trump insistió en que pese a las críticas de sus acciones antiinmigrante va "a tomar todas las medidas legales a mi disposición para enfrentar esta crisis".

A penas el 19 de octubre, seis policías terminaron lesionados cuando las cerca de tres mil personas, que por aquel entonces integraban la caravana, tiraron una valla fronteriza que les impedía el paso.

Las autoridades estadounidenses calculan que en la caravana, que avanza actualmente por el Estado mexicano de Oaxaca (sur), hay unas 3,500 personas, entre ellas mujeres embarazadas que abrigan la esperanza de que sus hijos sean ciudadanos estadounidenses.