Global

Si demócratas ganan elecciones impondrán el socialismo de Venezuela — Trump

Si demócratas ganan elecciones impondrán el socialismo de Venezuela — Trump

Una victoria del Partido Demócrata en la Cámara sería un obstáculo insalvable a todos sus proyectos legislativos que acaban siempre por beneficiar a los más ricos y a perjudicar a los más pobres utilizando para ello el populismo de la peor especie (si es que hay alguno de la mejor).

Obama siguió la línea habitual de la campaña demócrata, defendiendo la firma de la reforma sanitaria en 2010 e instando a los estadounidenses a no aceptar la hostilidad y la división en la política de su país en una campaña marcada por los mensaje de mano dura contra la inmigración llevados a cabo por el presidente republicano Donald Trump.

"Impondrán el socialismo. Bienvenidos a Venezuela", afirmó el presidente en un mitin de campaña realizado en Pensacola, Florida, en respaldo a los candidatos republicanos al Senado y a la gobernación del Estado, Rick Scott y Ron DeSantis.

El azar le dio una mano a Trump, quien aprovechó que una caravana de migrantes centroamericanos avanza por México con la intención de entrar a Estados Unidos justo antes de las elecciones para machacar con su discurso antiinmigrante y mostrarse como el defensor de la integridad y la identidad de su país.

Amado por sus seguidores, pero odiado por sus adversarios, Trump verá mañana como sus agresivas políticas nacionalistas y populistas se someterán a un virtual referendo, cuyos resultados para bien de los suyos o para mal, que determinarán el curso de la presidencia del magnate en los dos años que restan hasta las presidenciales del 2020.

De cara a las elecciones intermedias del próximo martes, los demócratas mantienen ventaja en la batalla por la Cámara de Representantes, sin embargo, los republicanos podrían dar la sorpresa en caso de que los votantes ponderen su voto en función del estado que guarda la economía estadounidense, según la más reciente encuesta realizada por el diario The Washington Post junto a ABC News. Los estadounidenses votarán también por los gobernadores de 36 estados.

Pese a que el cargo de Donald Trump no está en juego en la elección, muchos electores perciben las elecciones como un referéndum sobre la gestión del presidente.

En cambio, el mapa es mucho menos favorable para los progresistas en el Senado, donde tienen que defender más asientos que los republicanos, y en estados especialmente conservadores.

Se espera que los demócratas retomen el control de la Cámara de Representantes.

Ahora mismo, ambas cámaras tienen mayoría republicana y las quinielas indican que los republicanos mantendrán el Senado pero que el Congreso pasará a manos demócratas.Pero si, por sorpresa, el Partido Demócrata ganara ambas cámaras, Trump vería su futuro en jaque.

En cualquier caso, la clave para los republicanos y los demócratas estará en la movilización de sus respectivas bases, cuando es sabido que las elecciones de medio mandato No suelen caracterizarse por una alta participación, a diferencia de las presidenciales. La cifra de representantes depende de la población de los estados.

Eso ya representa un 20% más que el conjunto de votos anticipados en las elecciones de medio mandato de 2014, según el experto.