Global

Corte de España confirma polémica sentencia contra "La Manada"

Corte de España confirma polémica sentencia contra

El abogado de la víctima, por su parte, se mostró contrariado con la confirmación de la sentencia por abuso y no por agresión sexual, y estudia recurrir.

Los miembros de La Manada fueron condenados por la Audiencia Provincial de Navarra en abril pasado a 9 años de prisión por un delito de abuso sexual con prevalimiento, es decir, cometido aprovechándose de su superioridad.

El Tribunal Superior de Navarra ha ratificado la condena por abuso sexual contra una joven, durante los Sanfermines de 2016.

Los jueces de la audiencia entendieron que los abusos se produjeron sin el consentimiento de la joven, pero no se "usó violencia ni intimidación", condiciones para que la agresión se considere violación y pese a que el fallo consideró que el acto tuvo lugar sin el consentimiento de la víctima.

Esto generó una ola de manifestaciones masivas en las principales ciudades de España por parte de agrupaciones feministas. Los jueces descartaron la calificación de violación en los hechos al no observar intimidación.

El Ayuntamiento de Pamplona recurrirá de nuevo, en este caso ante el Supremo, la nueva sentencia conocida este miércoles en relación al caso de 'La Manada'. Los acusados, José Ángel Prenda, Jesús Cabezuelo, Jesús Escudero, Ángel Boza y Antonio Guerrero fueron condenados a nueve años por abusos sexuales continuados, a la inhabilitación del sufragio pasivo, a pagar una indemnización, así como a no poder acercarse, ni a mantener contacto alguno con la víctima.

Según el Código Penal español, debe existir intimidación y violencia para que un hecho se considere violación.

La libertad de la que gozan los integrantes de "La Manada" pudo haber sido revocada, a la espera de que el caso culmine su recorrido judicial en el Supremo, en caso de que el TSJN hubiera atendiera la petición de la Fiscalía y las acusaciones particular y populares de condenar a los cinco jóvenes sevillanos a un delito de agresión sexual continuada.

Los dos jueces que no estuvieron de acuerdo con la sentencia llamaron al ataque "un acto de intimidación y coacción ejercido por todos ellos, tendiendo una trampa para la víctima dada la posibilidad casi nula que tenía de escapar".

Ambas partes apelaron la sentencia, que provocó furiosas protestas en todo el país.

Uno de los cinco acusados fue condenado también por un delito de hurto (robo del móvil de la víctima) a dos meses de multa con una cuota diaria de 15 euros. "El Gobierno nunca ha ocultado que la situación que se vivió en esos hechos para este Gobierno responden más a un ejercicio de violación".