Economía

Eleva la Fed tasa de interés a entre 2.25 y 2.50%

Eleva la Fed tasa de interés a entre 2.25 y 2.50%

La decisión de la Fed seguramente desagradará al presidente Donald Trump, quien reiteradamente atacó a la entidad en lo previo por el simple hecho de haber considerado aumentar los tipos de interés por cuarta vez en el año.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal votó en forma unánime elevar los tipos de interés en un cuarto de punto porcentual, hasta un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,5%, cumpliendo así las expectativas del consenso del mercado, que confiaba en que Jerome Powell realizaría un cuarto incremento del precio del dinero antes de que terminara 2018.

Justo al inicio de su última reunión del año, la Reserva Federal (Fed) recibió el martes una nueva advertencia del presidente Donald Trump, quien advirtió al banco central que evite "cometer un nuevo error" alzando las tasas de interés.

El experto de Intercam Casa de Bolsa, mencionó que de existir la combinación de menores alzas en la tasa de interés de la Fed y de un incremento en los réditos del Banco de México, existe la probabilidad de que las cotizaciones alcancen un precio de 19.90 pesos por billete verde en los próximos días.

Por otro lado, Powell dijo a periodistas que las perspectivas de una moderación de la inflación estadounidense permite a la Fed "ser paciente" con los nuevos aumentos de las tasas.

Ayer, no obstante, los inversores consiguieron abstraerse de las caídas y minutos antes de conocerse la decisión de la Fed, los tres índices de Wall Street se anotan un 1%.

No obstante, varios economistas advirtieron que la economía estadounidense ya llegó a su máximo; especialmente desde que el mercado inmobiliario ha tendido a caer en los últimos meses.

"¿Uno que hace? Camina despacio y probablemente se detiene hasta sentir que está en camino". La tasa queda en una franja de entre 2.25% y 2.50%, su nivel más alto desde 2008.

Una y otra vez Trump ha ignorado la práctica de los presidentes de no criticar a la Fed para evitar comprometer la independencia de ese organismo que funge como banco central.