Global

Estados Unidos, México y Canadá firman pacto de T-MEC

Estados Unidos, México y Canadá firman pacto de T-MEC

"Este es un modelo de acuerdo que modifica para siempre el panorama del comercio", dijo Trump durante la ceremonia de la firma en Buenos Aires, al margen de la cumbre del G20 a la que acude junto con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

El nuevo acuerdo requiere que el 75% del contenido de automóviles se fabrique en América del Norte para que un vehículo motorizado reciba un tratamiento libre de impuestos, frente al 62.5%, y dice que los trabajadores que los fabrican deben ganar un salario mínimo de $16 dólares, una disposición diseñada para mover más producción automotriz a Estados Unidos y Canadá.

Trump perfiló el tratado como "el mayor, más significativo, más moderno y más equilibrado de la historia", un pacto "revolucionario" que "beneficiará enormemente" a los tres países.

Analistas comerciales señalan que el nuevo pacto no es muy distinto a la versión anterior a pesar de las afirmaciones de Trump de que "transformaría nuevamente a América del Norte en una potencia de manufactura".

El Presidente Peña Nieto reconoció a sus pares por la visión con la que se condujeron para forjar este Acuerdo.

"Reconocemos y felicitamos a todo el equipo negociador mexicano y a quienes colaboraron desde el gobierno de transición, por una negociación exitosa".

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, agregó que este acuerdo beneficiará a la clase media de los tres países y permitirá una estabilidad económica para los tres países.

Para el representante de esta importante cúpula empresarial, la negociación "fue un éxito" pese a que, reconoció, "había una alta posibilidad de rompimiento".

Quiero hacer un reconocimiento a todo Canadá porque fue una nación que se mantuvo firme en bien de un acuerdo moderno que generará oportunidades para todo nuestro sector empresarial.

Drama en la firma del Acuerdo Comercial México, Estados Unidos, Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés; T-MEC, en español), cuando uno de los mandatarios se olvidó (¿o se negó?) a mostrar el documento con su firma.

Las negociaciones se extendieron durante trece meses.

El discurso de Trump era de conciliación con Peña Nieto y Trudeau, a los que describió como "grandes amigos" suyos, pero el lenguaje corporal de los tres líderes dejó clara la difícil relación que han mantenido desde que el actual presidente estadounidense llegó al poder hace casi dos años.

"Es la expectativa de que al momento de la firma (tengamos) ya sea una solución o un camino muy claro que ofrezca la suficiente certeza de que viene una solución", dijo el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, citado por Reuters.