Cultura

Hacienda denuncia a Shakira por 6 delitos fiscales

Hacienda denuncia a Shakira por 6 delitos fiscales

El comunicado añade que, al contrario a lo que dice la Fiscalía, Shakira, a través de sus asesores fiscales, "ha colaborado con la agencia y ha presentado toda la información de forma clara y transparente", y que la propia cantante "se ofreció a declarar y se le declinó este derecho fundamental".

La Fiscalía de Barcelona se ha querellado este viernes contra la cantante Shakira ante los juzgados de instrucción de Esplugues de Llobregat (Barcelona) por seis presuntos delitos contra la Hacienda Pública por un supuesto fraude de más de 14,5 millones de euros en IRPF e Impuesto de Patrimonio (IP) a través de 14 sociedades en países como Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas y Panamá. Según ha asegurado la oficina de comunicación de Shakira en un comunicado, la cantante "ya ha pagado hasta el último euro exigido por la Agencia Tributaria y, por tanto, no debe nada al Estado español". Recordemos que la ley española obliga a pagar los impuestos en España a todas aquellas personas que residan en nuestro país, al menos, medio año y un día.

La imputación afirma que en esos años vivió mayormente en España con su pareja, el futbolista de Barcelona, Gerard Piqué. El ministerio público concluye que la artista colombiana simuló que disponía de residencia fiscal en Bahamas para evitar el pago de impuestos en España.

Desde hace meses se dio a conocer que la cantante colombiana está enfrentando problemas con la Agencia Tributaria española por un delito fiscal.

Según consignó El País, la artista tuvo estancias fuera del país, pero la inspección confirmó que se trataba de "viajes profesionales" y de corta duración, exceptuando su estadía en Estados Unidos, donde se mantuvo más tiempo por su participación en The Voice.

Shakira había asegurado "en multitud de ocasiones" que tenía residencia fiscal en Bahamas y presentó un documento de verificación de residencia expedido por el Department of Inland Revenue, con fecha 7 de septiembre de 2016, en que confirmaba que era y había sido residente de las Bahamas desde 2007 y se encontraba al corriente de sus obligaciones fiscales, recoge la Fiscalía.

La artista rebate algunos de los argumentos de la querella y niega que entre 2012 y 2014 residiese durante más de 183 días en España, como asegura Hacienda, según la artista, utilizando "criterios muy forzados".