Global

Perro fiel hasta el último suspiro del expresidente Bush

Perro fiel hasta el último suspiro del expresidente Bush

Más tarde, los restos serán trasladados nuevamente a Houston para que su familia les dé el último adiós y serán depositados el jueves, junto a los de su esposa Bárbara -fallecida en abril pasado- en la Biblioteca Bush de College Station, a 160 kilómetros de aquella ciudad. El vocero de George H.W. Bush, Jim McGrath, tomó la fotografía y la publicó en su cuenta de Twitter con la frase: "Misión cumplida". Tras su fallecimiento ha conmovido en redes la imagen de Sully H.W. Bush, un perro labrador que trabajó con el ex mandatario estadounidense.

Bush consiguió a este labrador en junio pasado.

"Fue un verdadero honor haber brindado al perro de servicio Sully para que acompañara al expresidente durante los últimos meses", dijo John Miller, el presidente y CEO de America's VetDogs en un comunicado.

George Bush hijo publicó la foto de Sully en Instagram, diciendo: "Por mucho que nuestra familia eche de menos a este perro, nos reconforta saber que traerá la misma alegría a su nuevo hogar, Walter Reed".

Ahora 'Sully' se unirá al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed de Bethesda (Maryland), donde asistirá con terapia física y ocupacional a militares heridos y personal de servicio activo en su recuperación.

Será parte de los servicios fúnebres de Bush para luego regresar a Texas, donde será asignado a una nueva persona que requiera de sus servicios. Bush gobernó el país norteamericano de 1989 a 1993, fue aviador naval durante la Segunda Guerra Mundial, pionero del petróleo en Texas.

El expresidente permaneció en una silla de ruedas desde hace seis años, tras sufrir varias enfermedades, entre ellas Parkinson.

MacGrath también publicó una imagen de las pasadas elecciones legislativas, cuando el expresidente fue a votar junto a Sully: "El 41 presidente, acompañado por sus dos mejores amigos, Jim Baker y Sully, cumple con su deber cívico y vota".