Global

Trudeau descarta intervención política en arresto de ejecutiva de Huawei

Trudeau descarta intervención política en arresto de ejecutiva de Huawei

Canadá fue la que la detuvo aunque fue Estados Unidos la que cursó la orden contra ella por haber supuestamente incumplido las sanciones impuestas contra Irán.

Por su parte, la embajada de China en Ottawa dijo que Meng no violó ninguna ley estadounidense ni canadiense y exigió que Canadá "corrija inmediatamente el error" y la deje en libertad. La airada reacción china llegó horas después de que el Ministerio de Justicia de Canadá informara anoche que la ejecutiva Wanzhou Meng, hija del fundador de Huawai, fue detenida el 1 de diciembre pasado en el aeropuerto de Vancouver a pedido de Estados Unidos. Estados Unidos prometió no elevar o ampliar por el momento sus aranceles adicionales a las importaciones chinas.

Huawei, por su parte, dice haber recibido "muy poca información relacionada con las acusaciones" y no estar en conocimiento de ningún delito por parte de Meng.

En todo caso, en un comunicado escrito, Huawei señaló que cumple con "todas las leyes aplicables y regulaciones donde opera, incluidas las aplicables al control de exportaciones y sanciones establecidas por Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea".

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen cayó un 2.16 por ciento, mientras el Índice Compuesto de Shanghai perdió un 1.68 por ciento, y el Shenzhen Component se desplomó un 2.44 por ciento.

En abril The Wall Street Journal informó que las autoridades estadounidenses abrieron una investigación por supuestas violaciones de Huawei a las sanciones impuestas por Washington a Irán. Y es que Wanzhou Meng, que ejerce ese cargo desde 2011, es además hija del fundador de la poderosa compañía.

Una amenaza para EE.UU.

El arresto y cualquier posible sanción al segundo fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo podría tener importantes repercusiones en la cadena de suministros de la tecnología global. Las acciones de los proveedores asiáticos de Huawei caían el jueves.

El arresto se produjo el mismo día en que el presidente chino, Xi Jinping, y el estadounidense, Donald Trump, cenaron en Buenos Aires y acordaron una tregua a la guerra comercial de meses lanzada este año por Estados Unidos y que amenaza la estabilidad económica mundial.

Su negocio en Estados Unidos se ha visto estrechamente limitado por las preocupaciones de que podría debilitar a los competidores estadounidenses y que sus teléfonos celulares y equipos de red, utilizados ampliamente en otros países, podrían proporcionar a Pekín vías para el espionaje. Nueva Zelanda hizo lo mismo en noviembre, aunque aseguró de forma oficial que se trataba de una decisión tecnológica.