Global

Brasil se retiró del Pacto Migratorio de la ONU

Brasil se retiró del Pacto Migratorio de la ONU

El Gobierno de Brasil se retiró del Pacto Mundial para la Migración establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tras haberlo suscrito en diciembre pasado.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario argumentó que la nación "es soberana para decidir si acepta o no migrantes".

"Quien venga aquí debe estar sujeto a nuestras leyes, reglas y costumbres, así como deberá cantar nuestro himno y respetar nuestra cultura. No cualquiera entra en nuestra casa, ni cualquiera entrará en Brasil vía pacto adoptado por terceros", añadió.

Destaca Sputnik que en las últimas semanas, antes de asumir como presidente, Jair Bolsonaro había expresado su voluntad de que Brasil dejara el pacto.En la misma línea se había expresado el ahora ministro de Exteriores, Ernesto Araújo.

El pacto, que no es vinculante, plantea 23 objetivos para desalentar la migración ilegal, señala formas para proteger a los migrantes, su integración o el envío de regreso a su país de origen. Y ponderó: "Jamás negaremos ayuda a quienes la precisan, pero la inmigración no puede ser indiscriminada".

La decisión del gobierno de Bolsonaro, quien asumió el cargo el pasado 1 de enero, fue transmitida a la ONU en sus oficinas en Nueva York y Ginebra, según confirmaron fuentes diplomáticas brasileñas, citadas en reportes de prensa.

El documento, acordado entre 165 países a comienzos de diciembre en Marruecos, fue ratificado con 152 votos a favor, 5 en contra -Estados Unidos, Hungría, República Checa, Polonia e Israel- y 12 abstenciones, entre ellos Chile.

Escribió que Brasil daba la bienvenida a los migrantes, que el pacto era una herramienta inadecuada para lidiar con el problema y que la inmigración no debía ser tratada como una cuestión global, sino de acuerdo con la realidad y soberanía de cada país.

El jefe de Estado pretende la adopción de un "criterio riguroso" para la entrada de inmigrantes en Brasil, país que en los últimos años recibió muchos venezolanos que huyen de la crisis política y social de su país. Bolsonaro cuestionó anteriormente otros pactos globales, como el Acuerdo de París contra el calentamiento global, y aunque durante la campaña electoral llegó a prometer la salida de Brasil, más recientemente parece haber reconsiderado su postura. Aunque el tema ha tenido un gran impacto en la política brasileña, Brasil continúa con un número muy bajo de inmigrantes, unos 800.000, de acuerdo a la Policía Federal, o sea apenas un 0,4 % de la población total nacional de 209 millones.