Global

Jair Bolsonaro planea abrir una base militar de Estados Unidos en Brasil

Jair Bolsonaro planea abrir una base militar de Estados Unidos en Brasil

Admitió por primera vez que Estados Unidos -país que pretende visitar en marzo y a cuyo presidente, Donald Trump, dice admirar-, podría tener una base militar en la principal economía latinoamericana, que posee el mayor ejército de Sudamérica.

En este sentido, mientras se le preguntaba sobre su decisión de recibir a Estados Unidos en Brasil, Bolsonaro respondió "Dependiendo de lo que suceda en el mundo, quién sabe si no tendríamos que discutir esa cuestión en el futuro", declaró y enfatizó que lo que Brasil busca es tener "la supremacía aquí en Sudamérica".

"La cuestión física (de una base) puede ser simbólica, hoy en día el poder de las fuerzas armadas estadounidenses, chinas y soviéticas (sic) están por todo el mundo, independientemente de una base".

En entrevista con la televisora SBT difundida la noche del jueves, Bolsonaro dijo que le preocupa la cercanía de Rusia con Venezuela.

"Como estaba previsto, Rusia hizo una maniobra en Venezuela, sabemos cuál es la intención del Gobierno de Maduro".

“Niños de azul, niñas de rosado”. La “nueva era” de Brasil se parece a la vieja
Las polémicas declaraciones de la Ministra de la Familia de Brasil

El presidente brasileño, un exmilitar retirado, ha señalado que las Fuerzas Armadas de Brasil fueron abandonadas durante los últimos "20 o 25 años por una cuestión política, ya que son el último obstáculo para el socialismo".

Este martes, poco después de tomar posesión como Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro dictó una orden ejecutiva a través de la cual despojó a la Fundación Nacional de Indígenas (Funai), institución encargada de los asuntos relacionados con las comunidades nativas, de la tarea de localizar y delimitar tierras indígenas y de afrodescendientes.

Las fuerzas militares de Estados Unidos y Brasil mantuvieron la colaboración de 1941 a 1945, asociación que incluyó una base aérea cerca de Natal.

Su canciller, Ernesto Araújo, asumió con un discurso en el que repudia "el globalismo", en alusión al multilateralismo, elogiando a Trump y a los "nuevos gobiernos de Italia, Polonia y Hungría".