Global

Renuncia del fiscal Pedro Chávarry ha sido un paso adelante — Martín Vizcarra

Renuncia del fiscal Pedro Chávarry ha sido un paso adelante — Martín Vizcarra

La fiscal de la Nación interina, Zoraida Ávalos, anunció hoy que ha dispuesto declarar en emergencia el Ministerio Público con el fin de recuperar la confianza de la ciudadanía en la institución. Luna mencionó que no está previsto en el estatuto de jueces y fiscales que por suspensión de la colegiatura, se tiene que apartar del cargo.

Para el fiscal Pérez, Pedro Chávarry es un peligro para la investigación que indaga los vínculos de políticos peruanos con Odebrecht. "Para ese cometido es indispensable que el Ministerio Público se conduzca con autonomía", acotó.

Pedro Chávarry solo presentó su renuncia como fiscal de la Nación mas no como fiscal supremo, por lo participaría en la votación para su reemplazo.

"En el caso Odebrechet -donde el acuerdo es reservado- debo apoyar al equipo, porque tenemos derecho a conocer cuál fue la ruta del dinero pero eso sí, respetando y sin aplicar injerencias, de la mano con los fiscales que investigan, demandando también el cumplimiento de los plazos de investigación y resultados", acotó en la emisora RPP.

La controversia acompañó a Chávarry, incluso en su último día de gestión. Ante ello, Chávarry rechazó la medida y la calificó de "ilegal". En Perú, cuatro expresidentes y una excandidata presidencial están ligados al Lava Jato brasileño y son investigados por actividades relacionadas con las constructora. Desde agosto, y gracias a su apoyo, el fiscal había logrado frenar una investigación en su contra por ser parte en un caso de corrupción vinculado a la mafia Cuellos Blancos del Puerto.

Por eso hubo quienes señalaron a Chávarry de querer proteger a figuras de la política como el expresidente Alan García y la misma Fujimori. Desde agosto cinco acusaciones constitucionales que buscaban retirarlo del puesto e investigarlo se mantienen acumuladas en el Congreso dominado por el partido de Fujimori. Del mismo modo, el suspender el ejercicio de los fiscales supremos titulares. El presidente Vizcarra no asistió a su juramentación y le pidió varias veces que se aparte del cargo. Las razones que han forzado su dimisión son dos: su intento de entorpecer las investigaciones del caso Odebrecht y las sospechas de que es miembro de una red de corrupción en el sistema de justicia. El ex mandatario intentó eludir la justicia al solicitar asilo en la embajada de Uruguay, el cual le fue negado.