Global

CRISIS VENEZUELA: El papa Francisco señaló a Nicolás Maduro de incumplir acuerdos

CRISIS VENEZUELA: El papa Francisco señaló a Nicolás Maduro de incumplir acuerdos

Lo llama "señor" en vez de "presidente" y le echó en cara que "lo que se acordó en las reuniones, no fue seguido por acciones concretas".

Esta es la respuesta del Papa a la décima solicitud de mediación recibida un par de días antes por el mandatario venezolano. Allí, le recordó que hubo otros intentos "para tratar de encontrar una salida a la crisis venezolana".

"Desafortunadamente todos los intentos (de mediación) han sido interrumpidos porque lo que se decidió en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para lograr los acuerdos", lamenta el papa argentino en la carta, según el resumen del diario. "No de cualquier diálogo, sin embargo -precisó- sino de aquel que se entabla cuando las diferentes partes en conflicto ponen el bien común por encima de cualquier otro interés y trabajan por la unidad y la paz".

Bergoglio detalla el rol que jugó la Santa Sede, junto con los obispos venezolanos, "como garante y a pedido de las partes" en una fase inicial, a fines de 2016. Las condiciones iniciales son claras: "que las partes lo pidan, siempre estamos disponibles".

Por qué el Papa omitió la palabra "presidente" en carta filtrada?

Por su parte, el portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, no quiso comentar, ni desmentir, lo que consideró la publicación "de una carta privada" del Sumo Pontífice en un medio masivo.

"(El Vaticano espera) que se encuentre urgentemente una solución justa y pacífica para poder superar la crisis, en el respeto de los derechos humanos y buscando el bien de todos los habitantes del país, evitando un derramamiento de sangre", señaló en un comunicado. No sólo eso. La referencia a la carta de Parolin sirve para alinear, incluso sin mencionar, los insultos que el círculo de "duros" de Maduro se dirigió a las solicitudes del Vaticano para que despegue una verdadera negociación. La carta tiene fecha del 7 de febrero de 2019.

Según el artículo, firmado por el editorialista Massimo Franco, cercano al pontífice, en la carta el papa no se pronuncia sobre el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, tema sobre el que mantiene una posición "prudente". Al final, el Papa confiesa que "lo inquieta profundamente la situación" y el hecho de que "el sufrimiento del pueblo venezolano no parece tener fin". Quizás, es la última mano extendida a la que el régimen puede aferrarse.