Tecnología

El principal astrónomo de Harvard sostiene que una nave alienígena está cerca

El principal astrónomo de Harvard sostiene que una nave alienígena está cerca

Todo empezó cuando a finales de 2017, astrónomos de Hawai detectaron el primer objeto interestelar conocido, tan rápido, que determinaron que solo podía provenir de otra estrella ( lo llamaron Oumuamua, que en hawaiano significa "explorador").

Es más, considera que una nave extraterrestre, o al menos parte de ella, puede estar en este momento volando más allá de la órbita de Júpiter.

"Es un impresionante ejemplo de ciencia sensacionalista y con motivaciones espurias", calificaron algunos miembros de la comunidad científica a las declaraciones del renombrado astrónomo.

Desde entonces Loeb ha defendido su postura y asegura que hasta que alguien no le demuestre lo contrario seguirá pensando que 'Oumuamua' es la primera visita que nos llega del espacio exterior de la que tengamos conocimiento.

La génesis de su teoría comenzó en el año 2017.

La mayoría de los científicos asumen que Oumuamua, el único asteroide descubierto hasta ahora que no proviene del sistema solar, "es una especie de roca, ya sea un asteroide expulsado de una estrella en fusión hace cientos de millones de años, o un cometa helado que deambula por el vacío interestelar".

"Es una vela luminosa, flotando en el espacio interestelar como un escombro de un equipo tecnológico avanzado", afirmaba en un artículo para la revista Astrophysical Journal. Mientras que Loeb cree que se mueve demasiado rápido para ser una roca inerte, que se aleja del sol como si algo lo estuviera empujando desde atrás.

Según el astronómo, Oumumua es muy inusual y presenta características que lo hacen completamente diferente a cualquier cometa o asteroide como son su velocidad, su atípica trayectoria, no mostrar desgasificación al acercarse al Sol y la ausencia de cola como la de los cometas.

Loeb sostiene que el asteroide Oumuamua "puede ser una sonda enviada intencionalmente" por una cavilación alienígena con el fin de tener un objeto controlado en las inmediaciones terrícolas.

"Oumuamua no es una nave espacial alienígena, y los autores del artículo insultan la investigación científica honesta para incluso sugerirlo", escribió en Twitter Paul M. Sutter, astrofísico de la Universidad Estatal de Ohio, poco después de que se publicara el artículo.

"Mucha gente esperaba que una vez que hubiera esta publicidad, yo me echaría atrás", dijo Loeb.

"Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me daría aún más tiempo para concentrarme en la ciencia", afirmó Loeb en una entrevista a The Washington Post.