Global

Uber y Cabify se despiden de Barcelona

Uber y Cabify se despiden de Barcelona

"Ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Cataluña, nos vemos obligados a suspender el servicio de Uber en Barcelona" advirtió la empresa en un comunicado. Nuestro objetivo es convertirnos en un aliado a largo plazo de las más de 600 ciudades en las que operamos.

Para la compañía, la obligación de esperar como mínimo 15 minutos para viajar en un VTC "no existe en ningún lugar de Europa y es totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda como UberX".

La compañía apostó por una regulación "justa" y considera que la normativa debe tener en cuenta a los miles de conductores y usuarios de los VTC.

Desde Cabify, que lamenta que el conseller de Territori, Damià Calvet, "haya cedido a la presión y exigencias del sector del taxi, perjudicando gravemente el interés ciudadano", han informado que mañana harán saber a sus usuarios de "la expulsión de Catalunya".

Uber y Cabify se van de Barcelona.

Esta compañía señaló que desde que volvió a operar en Barcelona hace un año ha transportado a más de medio millón de personas y ha dado trabajo a miles de conductores que "han encontrado en Uber una manera de ganarse la vida".

Cabify describe las medidas de la Generalitat como "altamente restrictivas" y "artificiales", y que "destruyen por completo el mercado en el que se venía trabajando y gracias al cual se han generado más de 3.000 empleos en Catalunya".

El decreto de la Generalitat habilita a los ayuntamientos a ordenar y gestionar las diferentes modalidades y regula tres aspectos. En Madrid, los taxistas continúan en huelga indefinida.

En una entrevista en Espejo Público, Carmena ha planteado la necesidad de buscar una "solución equilibrada y justa" para el conflicto del taxi que consistiría en regular lo periodos de servicios de las empresas de transporte privada, al igual que se hace con la pública para ajustar los "niveles de necesidad" y limitar la actividad de los VTC a estas franjas.

La compañía ha subrayado que el 98,5% de los viajes gestionados a través de la aplicación de Cabify -con un millón de usuarios registrados- se contratan con menos de 15 minutos de antelación. En resumen: Ya no puedes coger un Uber en Barcelona.

En total, se prevé que los despidos que se lleven a cabo en Barcelona en los próximos días entre las empresas VTC ascenderán a unos 3.500-3.700.

Aunque desde el gobierno catalán explican que "sólo es una primera medida para reestructurar el sector y estamos preparando una ley que se hará en un futuro", la cuestión de los 15 minutos es la más polémica de las establecidas por el decreto, además de prohibir la geolocalización previa y la captación de clientes sobre la marcha. Ciudadanos en la Asamblea ha instado al Gobierno regional a asumir su responsabilidad y promover una mesa de diálogo a cuatro: Ayuntamiento, Comunidad, sector del taxi y el de VTC.