Global

Quién es el autor de salvaje ataque a la mezquita

Quién es el autor de salvaje ataque a la mezquita

Las dos mezquitas atacadas fueron la de de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, donde murieron 41 personas, según la policía, y la de Linwood, en las afueras, donde siete personas perdieron la vida.

La Policía local, según reveló un artículo del diario La Vanguardia, pudo detener más tarde a cuatro personas a las que les hallaron explosivos en sus vehículos.

En el manifiesto, visto por la cadena australiana SBS News, el hombre dice que "llegó a Nueva Zelanda para vivir temporalmente".

"Está claro que esto solo puede ser descrito como un ataque terrorista".

6Uno de los tiroteos fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por el asaltante, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

La primera ministra de Nueva Zelandia, Jacinda Ardern, calificó lo sucedido como un "ataque terrorista" y un acto "sin precedentes" en el país. Después, Ardern ha dicho que solo tres de ellos estaban "conectados a este ataque".

Las mezquitas de Christchurch estaban repletas por la sesión vespertina de oraciones, cuando comenzaron los disparos.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha confirmado que la persona que se encuentra bajo custodia policial en Christchurch es un ciudadano nacido en Australia, confirmando así la información que se tenía hasta ahora. "Condenamos absolutamente el ataque que ha ocurrido hoy por un extremista, un terrorista violento de derechas", manifestó.

Además de los numerosos reportes de testigos, un periodista que cubría la visita a la ciudad del equipo de críquet de Bangladesh tuiteó que escaparon de la primera mezquita en la que se reportó un ataque.

7En una de las mezquitas había reunidas entre 300 y 500 personas, según algunos testigos.

Horas después del ataque, el Papa Francisco también lamentó estos "actos de violencia sin sentido" y aseguró a todos los neozelandeses, en particular a la comunidad musulmana, de "su sincera solidaridad tras estos ataques".

Las autoridades elevaron la alerta al máximo nivel y la policía tuvo que explosionar dos bolsas de forma controlada en Auckland, en la Isla Norte, halladas en una estación de tren, aunque finalmente solo contenían materiales de construcción.