Economía

S&P baja perspectiva de la calificación de México de estable a negativa

S&P baja perspectiva de la calificación de México de estable a negativa

CIUDAD DE MÉXICO- La agencia calificadora Standard & Poor's (S&P) pasó de estable a negativa la perspectiva de las calificaciones soberanas de México ante la posibilidad de un menor crecimiento económico y ante mayores pasivos contingentes derivados de las políticas del nuevo gobierno federal. "Así, continuamos considerando que existe una probabilidad 'casi cierta' de respaldo extraordinario del gobierno, por lo que igualamos la calificación de Pemex con la del soberano", indicó el comunicado.

"Confirmamos nuestras calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo de 'BBB+' y 'A-2', y en moneda local de 'A-' y 'A-2', respectivamente de México y revisamos la perspectiva de las calificaciones de largo plazo a negativa de estable", añade el comunicado.

"La perspectiva negativa refleja nuestra opinión de que los potencialmente mayores pasivos contingentes y una menor previsión de crecimiento económico podrían erosionar el perfil financiero del soberano, de tal forma que esto podría llevarnos a bajar la calificación", indicó S&P.

Resaltó que la conducción de una política económica efectiva que mantenga déficits fiscales moderados, aliente la inversión y aumente la confianza de los inversionistas, fortalecería el panorama de crecimiento del PIB y contribuiría a mantener finanzas públicas estables.

México tiene acceso a una línea flexible de crédito contingente del Fondo Monetario Internacional, por hasta 74.000 millones de dólares, que no ha sido requerido, aumentando la liquidez externa del país.

La agencia también dijo que las medidas del nuevo gobierno de reducir la participación de empresas privadas en el sector de energía podría conducir a contingencias para el país.

Para la calificadora, la estrategia del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en el sector energético representa una carga adicional para Petróleos Mexicanos (Pemex), considerada la petrolera más endeudada del mundo.