Economía

Sindicato de Metro de Caracas: Públicos no acatarán paro convocado por Guaidó

Sindicato de Metro de Caracas: Públicos no acatarán paro convocado por Guaidó

El asesor de seguridad de EEUU, John Bolton, el canciller de España, Joseph Borrell, han reiterando que habrá consecuencias muy fuerte si el régimen de Nicolás Maduro intenta detener al presidente encargado de Venezuela, Juan Guidó, en su llegada al país.

Los empleados de las empresas públicas venezolanas no se sumarán al paro escalonado convocado por dirigentes sindicales junto con la oposición, dijo en medios locales el presidente del sindicato de los Trabajadores de la empresa estatal Metro de Caracas, Edison Alvarado.

"Estamos enfrentando la agresión imperialista más poderosa que jamás haya embestido contra Venezuela en 200 años de República", aseguró Maduro.

"Hoy más que nunca estamos victoriosos frente a la conspiración, frente al chantaje, mientras haya una minoría alocada continúa con su odio, en su amargura, allá ellos", comentó. "A la calle el pueblo, al combate el pueblo", orientó.

"Vamos a trabajar por los contratos colectivos, por el salario, por sindicatos libres y autónomos", afirmó Guaidó. - EU El principal enviado de Washington para Venezuela, Elliott Abrams, dijo el martes que era difícil ver un papel para Maduro en la construcción de una "Venezuela democrática". Pensaban que la presión máxima había llegado. "Sépanlo claramente que la presión apenas comienza", enfatizó Guaidó luego de la reunión en Caracas, quien ya había convocado el fin de semana a sus seguidores a hacer multitudinarias manifestaciones a lo largo y ancho de Venezuela.

Más de 50 países, incluyendo a Estados Unidos y la mayoría de naciones sudamericana, no reconocen la reelección de Maduro y presionan por su salida luego de años de una profunda crisis política y económica que ha obligado a millones de venezolanos a abandonar el país.

Durante el anuncio, Guaidó recordó que "toda autoridad usurpada según nuestra Constitución es nula" y que la propuesta que presentará el Parlamento busca "dejar sin efecto toda persecución política" y mas bien "salvaguarda y respeta a los empleados, a su dignidad, a los trabajadores, a los obreros y a todos los que están del lado de la Constitución".

Y según la agencia Reuters, el hombre que lidera los esfuerzos para derrocar a Maduro también le pidió al banco estadounidense Citibank que retrasara en 120 días la programada compra del oro que el gobierno de Maduro puso como garantía para un préstamo en 2015.