Economía

Asueto de Semana Santa comenzará a partir del próximo lunes

Asueto de Semana Santa comenzará a partir del próximo lunes

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó los viernes de abril y mayo como días no laborables en la administración pública, con la finalidad de hacer frente a la crisis eléctrica ocasionada, según el Gobierno, por el fenómeno de El Niño.

El 7 de marzo quedó fuera de servicio la central hidroeléctrica Simón Bolívar, en Guri, estado de Bolívar, por una serie de ataques cibernéticos, electromagnéticos y físicos que dejó sin electricidad al 80 por ciento del país por seis días. Luego se han suscitado al menos otros dos de igual magnitud y numerosas fallas que marcan el día a día de los venezolanos, al punto de que Maduro ordenó un racionamiento eléctrico a partir del 1 de abril y que, según su ministro de Energía Eléctrica, Igor Gavidia, pudiera extenderse de 30, 60, 90 días a un año.

Maduro mostró imágenes donde se observaban los bajos niveles de los principales embalses del país y destacó que el embalse del Gurí, que "provee casi el 70% de la energía eléctrica del sistema interconectado nacional, tiene un papel preponderante para la vida del país y necesitamos hacer un esfuerzo nacional más allá del más allá".

Para los expertos en el área las razones radican en la desatención del sector por décadas, el cese del mantenimiento y la falta de continuidad en los proyectos, principalmente por decisiones políticas y por corrupción.

Las patronales y los sindicatos de trabajadores no se pronunciaron de manera inmediata por el anuncio de Maduro, aunque en Caracas varias instituciones educativas ya habían decidido paralizar actividades desde el próximo lunes.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, da un discurso ante miles de seguidores el sábado en Maracaibo, Venezuela.