Economía

El fundador de Alibaba defiende la cultura del sobretiempo en el trabajo

El fundador de Alibaba defiende la cultura del sobretiempo en el trabajo

Así mismo, el domingo, en una extensa publicación de blog, el hombre más rico de China amplió el comentario en la red social WeChat de la semana pasada, informando que despidió a personas que esperaban un estilo de vida de oficina típico de ocho horas.

En un discurso ante los empleados de Alibaba, que a su vez el grupo encargado de la plataforma de compras AliExpress, Ma defendió la política "996" de la compañía, que implica trabajar de 9 de la mañana a 9 de la noche, seis dias a la semana.

Jack Ma, primera fortuna del gigante asiático con 35.000 millones de euros y militante activo del Partido Comunista, sostiene que para sobrevivir en su empresa se tienen que hacer jornadas maratonianas. "Nosotros trabajamos 996 porque somos explotados sin indemnización por horas extras".

"Personalmente, creo que poder trabajar 996 es una gran bendición".

Cabe destacar que la industria tecnológica china está llena de historias de programadores y fundadores de startups que mueren inesperadamente debido al exceso de horas de trabajo y el estrés agotador. "Permítanme preguntarles a todos, si no gastan más tiempo y energía que otros, ¿cómo pueden lograr el éxito que desean?".

"En comparación a ellos, en este momento, aún me siento afortunado, no me arrepiento (de trabajar 12 horas al día), nunca cambiaría esa parte de mi", agregó.

Este mes, activistas del GitHub de Microsoft, la web de almacén de codificación en línea, lanzó un proyecto titulado "996.ICU", donde los trabajadores tecnológicos ponían a Alibaba en una lista de compañías con las peores condiciones laborales.

El jueves, un artículo de opinión publicado en un periódico estatal argumentó que 996 violaba la Ley del Trabajo de China, que estipula que el promedio de horas de trabajo no puede exceder las 40 horas por semana. "Crear una cultura corporativa de" horas extraordinarias alentadas "no solo no ayudará a la competitividad central de una empresa, sino que podría inhibir y dañar la capacidad de compañías para innovar", dijo el autor anónimo.